Crecida del río Pilcomayo: Comienza la limpieza de sedimentos acumulados en Monte Carmelo

Gobierno 16 de febrero de 2018
El trabajo se llevará cabo en forma conjunta entre el ministerio de Asuntos indígenas y Vialidad Provincial con el consenso de los representantes de la comunidad. En La Curvita se realizará el mismo procedimiento una vez que el lodo se seque.
limpieza del Pilcomayo

Durante la jornada de hoy equipos del ministerio de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, junto a personal y vehículos de Vialidad Provincial avanzarán en la limpieza de los sedimentos acumulados por la crecida del río Pilcomayo en la zona de Monte Carmelo. Esta determinación fue tomada luego de que la ministra Edith Cruz se reuniera con caciques de comunidades afectadas de La Curvita, para consensuar los pasos a seguir en el regreso a sus casas. Para ello, además resta que se analice las condiciones en que quedaron los inmuebles.

Al respecto la funcionaria destacó que “cada acción se lleva adelante previa consulta y acuerdo con los referentes de las comunidades afectadas”, luego agregó que “nos reunimos con la comunidad de La Curvita y realizamos un recorrido por la zona de Monte Carmelo, para evaluar los lugares donde se iniciará la limpieza de la comunidad”.

Respecto a la situación actual del río, la ministra señaló que "el Pilcomayo está en descenso pero tenemos un alerta en las altas cuencas del río y se sigue con atención la evolución de ésta alerta."

Por otra parte, indicó que “iniciamos la etapa de evaluación de daños, para ello estamos en la zona, donde tenemos programados trabajos con las comunidades. El agua descendió en los parajes de la costa y no hay lugares bajo el agua. No así, en comunidades del centro del monte chaqueño, como San Bernardo, Bajo Grande y El Mulato”.

También sostuvo que “en la reunión se evaluó el trabajo del día después, y todo fue conversado con las comunidades porque todo lo hacemos consensuado. Si bien hay comunidades en las que se puede evaluar el ingreso del agua, en la zona de La Curvita es imposible, porque el sedimento que entró a las casas tiene entre 50 y 60 de altura, y es un lodo que no seca fácil por lo que no es recomendable aún el regreso”.

 

Te puede interesar