El intendente de El Tala hizo un descargo en contra del grupo de municipales

Política 03 de marzo de 2018
Tras las acusaciones a su padre, el intendente Andrés Mellado dijo que ese grupo de trabajadores municipales no trabajan y abusan de los certificados médicos.
el-tala
Intendente de El Tala, Andrés Mellado. - Foto: Archivo

El Tribuno/ El intendente de El Tala, Andrés Mellado Castellanos, salió al cruce de las acusaciones de un sindicalista del municipio que involucran a su padre, Francisco Mellado, en hechos de amenazas y agresiones. El denunciante, Darío Herrera, declaró en la policía sobre un incidente que se produjo en la Casa de la Cultura con el progenitor del jefe comunal, quien se desempeña como capataz. Más allá del altercado en sí, que será analizado por la justicia, la situación generó un sinnúmero de especulaciones políticas en el sur provincial.

Hasta el propio jefe comunal hizo un descargo públicamente y a través de las redes sociales en el que expresó: “Como cualquier persona cometí errores... Y también tuve muchos aciertos que hoy me permitieron ocupar un lugar donde muchos quieren estar y donde no les importa cometer actos de locura con tal de conseguirlo”. Mellado aclaró: “Una cosa es hacer política con fundamentos y puntos de vistas diferentes, como lo vengo haciendo a lo largo de mi carrera y otra cosa es hacer lo que estas personas hacen sin importar si hay hijos, padres, hermanos, enfermos etc. De hijo de p... pedófilo, huérfano, homosexual o negrero nunca me bajaron”.

El intendente sospecha que se trataría de una maniobra política orquestada por un pequeño grupo de empleados municipales: “Diez personas creen tener el derecho de decir y hacer lo que se les plazca la gana (en el ámbito laboral) olvidando que la mayoría quiere trabajar vivir tranquilo y ser productivo para su comunidad. Hoy vivimos en un sistema perverso que le da lo mismo si sos bueno o malo, porque siempre hay un interés económico que supera la integridad moral”, expresó

Luego, Mellado puntualizó: “Pasan la mañana jugando con su celular o presentan todas las semanas certificados médicos avalados por otro, que también forma parte de este sistema de maldad y dejan para otros lo que ellos realmente no hacen, pero ojo no hay que decir nada porque estos chicos malos tienen fuero gremial. Qué lindo sería que los gremios cuiden a los verdaderos trabajadores”, finalizó.

Te puede interesar