Premios Oscar 2018: una ceremonia atravesada por el género

Internacionales 04 de marzo de 2018
Para el 90° aniversario, la ceremonia de entrega de los premios Oscar - que se verá esta noche, desde las 20.30 por TNT y TNT Series - tiene la lista de nominados más diversa en su historia.
oscar 1
Una especialista da los toques finales a una de las estatuillas de la Academia, que el domingo tendrá nuevo dueño o dueña. - Foto: La Nación

La Nación/ Puede que sea una casualidad, pero seguramente no lo sea. A un año del Sobregate, el épico papelón en el que durante dos minutos y 23 segundos La La Land fue la mejor película del año, cuando en realidad la ganadora había sido Luz de luna, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas parece haber decidido recuperar su legitimidad y, sí, algo de su dignidad perdida en el zafarrancho.

A tiempo para su 90° aniversario, la ceremonia de entrega de los premios Oscar - que se verá esta noche, desde las 20.30 por TNT y TNT Series - tiene la lista de nominados más diversa en su historia. Es que no se trata solo de que los más de 6000 votantes de los premios finalmente atendieron los reclamos de aquel #Oscarsowhite, en el que se les pedía que fueran más inclusivos con las minorías raciales, sino que éste año también pusieron su foco en los géneros. Y lo hicieron en más de un sentido.

Parece justo y apropiado que los primeros Oscar de la era D.H.W. (después de Harvey Weinstein ), tengan más representación femenina de lo usual. Aunque los porcentajes aun son escandalosamente desiguales (58 nominadas y 158 nominados) hay que decir que los poderes de Hollywood -prestaron atención al sismo provocado por las denuncias de abuso y acoso contra el productor, su caída en desgracia y el surgimiento de los movimientos #MeToo y Time's Up, y lo reflejó en algunas de las categorías principales.

Así, Greta Gerwig se transformó en la quinta mujer en la historia de los Oscar en ser nominada como mejor directora, una estatuilla que sólo fue ganada por Kathryn Bigelow gracias a Vivir al límite (2010). En la ceremonia de esta noche, por primera vez en la historia de la distinción, una categoría fundamental como la de dirección de fotografía incluye a una exponente femenina: Rachel Morrison, por su trabajo en Mudbound; el color de la guerra.

A diferencia de lo que sucedió en los Globo de Oro y en los premios del sindicato de actores, para la fiesta de esta noche no hay acciones organizadas en relación al nuevo status quo de Hollywood.

De hecho, los productores de la ceremonia y su conductor, Jimmy Kimmel (los mismos de 2017), se ocuparon de mandar un mensaje muy claro sobre la fiesta que organizaron. "Queremos que la ceremonia sea lo más entretenida posible, respetuosa, pero también divertida y emocionante. Los Oscar deberían ser un espectáculo y una gran propaganda para la industria del cine. Que todos necesitamos que siga en pie", le dijo hace pocos días la productora Jennifer Todd al New York Times. Una declaración que suena bastante a advertencia: la idea de mantener la ceremonia de esta noche lo más liviana y glamorosa posible.

Te puede interesar