Es mozo y se enamoró de una clienta que atiende todos los días

Medios 06 de marzo de 2018
Miguel creyó que era momento de dejar de esconder lo que siente por Mariel.
amor

Miguel es mozo y en el lugar donde trabaja todas las mañanas atiende la mesa que ocupa Mariel. En los desayunos de esta simpática y divertida mujer nunca falta el café, el cual él le sirve con la misma dedicación que al resto de los clientes, pero con un valor agregado: el amor.  

Porque entre pocillo y pocillo, Miguel se enamoró de Mariel. "Sos la alegría de todos mis lunes, estoy enamorado de vos", le confesó cuando la tuvo cara a cara. Ella, por su parte, no lograba salir de su asombro.

"No puedo seguir escondiendo mis sentimientos. Te amo", abrió él su corazón, y le regaló un osito de peluche. 

A la hora de la decisión final, ella le dio el pico que tanto soñó él mientras se acercaba a su mesa con la bandeja.

Te puede interesar