¿Qué hacer cuando tarjetas de créditos realizan “cobros indebidos”?

Sociedad 08 de marzo de 2018
María Emilia Ruiz, subsecretaria de Conciliación en las Relaciones de Consumo, indicó que una vez efectuada la denuncia en Defensa del Consumidor, se fija una audiencia de conciliación, y en caso que no se arribe a un acuerdo, se instruye el sumario, que culmina con la sanción.
tarjeta shopping

Luego que varios salteños denunciaran el acoso que sufren por parte de empresas como Tarjeta Naranja o Shopping por deudas que no contrajeron o que ya cancelaron, María Emilia Ruiz, subsecretaria de Conciliación en las Relaciones de Consumo, en diálogo con InformateSalta, señaló que “es una situación muy común”, que se ha acrecentado en este último tiempo.

Sobre los perjuicios que representa para el consumidor, Ruiz sostuvo que además del hostigamiento que reciben de parte de los estudios jurídicos, también se ven afectados en el Veraz o en la base de datos de deudores. “Una vez que la deuda se canceló, la información debe actualizarse, y en el caso de deudas que nunca existieron, debe rectificarse”, sostuvo.

Con respecto a los pasos a seguir, señaló que en primer lugar deben acercarse a la secretaría de Defensa del Consumidor a realizar la denuncia correspondiente, y en el caso de que sean pagos que ya se realizaron y aún así les continúan cobrando, deben adjuntar todos los comprobantes que tengan en su poder.

Además señaló que en caso que ni siquiera fueron clientes, deben llevar solamente una copia del DNI o un resumen de cuenta que incluye las compras que no han contratado.

Luego se fija una audiencia de conciliación, a la que va a concurrir la empresa, y va eventualmente a ofrecer una solución y en caso de que no se arribe a un acuerdo, se instruye el sumario administrativo que eventualmente culminará con una sanción.

No obstante, aclaró que la instancia conciliatoria es voluntaria para ambas partes y la empresa eventualmente puede ofrecer recalificar la situación crediticia, terminar con los hostigamientos, comprometerse a modificar la información y puede o no, ofrecer un tipo de compensación. “Si el consumidor considera que ha sufrido daños y perjuicios a causa de esto, debe reclamarlos judicialmente”, dijo.

Por último, manifestó que las instancias conciliatorias en la secretaría Defensa al Consumidor se resuelven en un lapso no mayor a dos meses, aunque subrayó que puede suceder que la empresa no solucione el inconveniente, y deba recurrirse a la instancia judicial.

 

Te puede interesar