El triatleta sudafricano al que le querían cortar las piernas

Internacionales 11 de marzo de 2018
Los hechos ocurrieron cuando el deportista se encontraba entrenando cerca a una de las principales universidades de la ciudad de Durban.
triatleta_pierna
Después del ataque que sufrió el triatleta, se creó una cuenta de dinero para ayudar a pagar los gasto médicos de su operación y recuperación. - Foto: Pixaway

El Espectador/ Mhlengi Gwala, un triatleta sudafricano de 27 años fue atacado el martes 6 de marzo en Durban, Sudáfrica. Ese país recibió la copa del mundo en 2010. Los asaltantes intentaron cortarle las piernas con una sierra y el deportista resultó herido. Después del ataque una de sus extremidades estaba en peligro, aunque los cirujanos que realizaron la intervención se han mostrado optimistas. Según el diario sudafricano Sowetan Live, que fue el que hizo pública la noticia, aseguró que la operación médica duró nueve horas. "Estoy bien", fue lo único que dijo el atleta tras la cirugía.

Gwala, quien además de ser triatleta, trabaja como socorrista en una de las playas de Durban, estaba entrenando en bicicleta el martes en las inmediaciones de la Universidad de KwaZulu-Natal cuando fue asaltado por tres desconocidos, le explicó a la agencia de noticias AFP Dennis Jackson, quien es director de una organización de apoyo a los atletas de esta ciudad de casi 600.000 habitantes.

El ataque ocurrió cuando los sujetos lo arrastraron a un área espesa, debido a que la universidad esta ubicada cerca de una reserva natural, en el lugar los tres hombres trataron de cortarle las piernas con una sierra. No pudieron hacerlo porque la herramienta estaba muy deteriorada, tenía el filo desgastado, y los agresores huyeron tras la llegada de la policía local.

"Gwala pensó que querían robarle y les propuso darles el teléfono, el reloj y la bicicleta. Pero no era lo que querían. Dos tipos lo agarraron por los brazos y el tórax y otro empezó a cortarle una pierna", contó el amigo del deportista y compañero de triatlones Sandile Shange a una emisora local. "Llegaron hasta el hueso, pero no pudieron ir más lejos, así que empezaron a cortarle la otra pierna", agregó Shange, después de visitar a Gwala en el hospital, también aseguró que está de buen ánimo, pero que sufre un intenso dolor y que está muy medicado. 

Te puede interesar