Plaza Gurruchaga: Aclararon que no son reductores de velocidad sino "topes de agua"

Municipal 13 de marzo de 2018
Julio Delizia, ingeniero a cargo de la obra de la cisterna, explicó que colocaron estos “lomos de burro” para lograr que sólo llegue la cantidad necesaria de agua a la zona. No descartó que otros vecinos puedan tener inconvenientes.
saenz  - plaza gurruchaga

Los últimos meses han sido de mucha actividad en la Plaza Gurruchaga debido a la construcción de una cisterna en pleno espacio verde con el objetivo de evitar inundaciones. Se espera que pueda acumular 4 millones de litros de agua para  luego ser bombeada hacia los canales de la periferia.

Para lograr esto, fue necesario construir varios “topes de agua” en esquinas aledañas explicó a Multivisión Julio Delizia quién está cargo de la obra. Así quedó aclarado que no se trata de reductores de velocidad como pensaron los vecinos en un primer momento.

“Estos topes que no son reductores de velocidad,  es una manera de encauzar el agua hacia la cisterna. Son 8 en total están de acuerdo al proyecto presentado sobre las calles: Moldes, Pasajes de calles aledañas y Mendoza sobre Chacabuco, 10 de octubre y Laprida” agregó el ingeniero Delizia.

Por esto, la misión estos “topes de agua” es encauzar y limitar la cantidad que agua que ingrese a la cisterna. En consecuencia, el jefe de la obra admitió que estos también podrán traer algunos inconvenientes a vecinos que no sufrían la acumulación de agua mientras que otros se verán aliviados. 

Además, el ingeniero indicó que la obra tiene un buen avance ya que se está trabajando en la construcción de la losa que irá en la tapa de la cisterna. Junto con el cierre se finalizarán, también, las obras de acometidas. 

A partir de este momento, al que se estima llegar en abril, se pasará ejecutar los trabajos mecánicos, eléctricos y de bombeo que le permita al agua acumulada en la cisterna desviarse por San Luis y 10 de Octubre hacia los canales aledaños.

Te puede interesar