Cómo mejorar tus habilidades de negociación

Sociedad 13 de marzo de 2018
¿Sabías que para ser un buen negociador, es necesario algo de práctica y trabajo? En toda negociación, para lograr un mayor impacto, es necesario estar preparados, y con actitud segura, seria y entusiasta. Mirá lo que todo debes tener para ser exitoso.
habilidades de negociacion
Negociación

Nuestro día a día está repleto de situaciones inesperadas y, por ello, es imprescindible saber negociar. En ocasiones, los problemas pueden dejar de serlo si somos capaces de convencer a otros implicados para que sigan nuestros intereses. Es más, si sabemos cómo dirigir la conversación en base a nuestros razonamientos, es posible convertir un obstáculo en algo beneficioso. Ya sea en los estudios o en el trabajo, conseguiremos mayores éxitos exponiendo argumentos fundamentados y firmes. Tener más o menos nota en un examen, ser contratado en un trabajo o tener un ascenso puede depender de cómo defiendas tus ideas.

Para triunfar en la oficina, es importante que nuestros pensamientos no sean expresados con soberbia o como una verdad absoluta, dado que los demás podrían ponerse a la defensiva. Debemos mantener actitud de negociador, teniendo en cuenta nuestros intereses y los externos de igual manera. De este modo, conseguiremos un excelente ambiente en nuestro lugar de trabajo, además del respeto del resto de empleados. Cuando se debaten temas variados con clientes, este método asegura un buen resultado para ambos bandos, lo que significa que la fama de tu marca crecerá. Así, también es más probable que los interesados vuelvan a contratar los servicios en el futuro.

Si no sabes cómo llevar a cabo este tipo de diálogos, puedes empezar siguiendo una serie de pautas que te ayudarán progresivamente en tus discursos. Lo primero que debes hacer es tener un objetivo definido y, a partir de este, crear un mapa mental de los posibles escenarios que pueden ocurrir mientras intentas conseguirlo. Esta práctica te ayudará a plantear qué argumentos son los mejores a tu favor y cómo puedes rebatir los contrarios. Cuando plantees tus ideas, aunque la situación no se desarrolle como esperabas, recuerda sonar seguro y sin dudas.

Una persona con confianza en sí misma siempre tendrá más posibilidades de éxito que alguien que duda de sus ideas públicamente. Esto ocurre también en otros ámbitos, como por ejemplo entre los jugadores de cartas. Mantener la compostura con una buena cara de póker puede salvar la partida. En la web de Royal Vegas podrás practicar tus habilidades para ser capaz de mantener una actitud correcta en todo momento. Otro buen método que te ayudará es hablar frente al espejo minutos antes de la negociación. Repetirte tus objetivos «frente a frente» puede ser positivo.

En definitiva, ser un buen negociador es algo que se consigue con práctica y trabajo. Antes de cualquier encuentro es necesario hacer un planteamiento previo de los argumentos que se vayan a dar y preparar las respuestas adecuadas. Muestra una actitud segura, seria y entusiasta. Así lograrás crear un mayor impacto. 

Te puede interesar