Por abuso sexual simple fue condenado y su ADN va al Banco de Datos Genéticos

Justicia 13 de marzo de 2018
La jueza ordenó que el condenado permanezca en libertad debido a la modalidad de la pena impuesta.
seba

La jueza María Victoria Montoya Quiroga, vocal de la Sala II del Tribunal de Juicio, condenó en audiencia de juicio abreviado a José Luis Zigarán Britos (37) a la pena de dos años y seis meses de prisión de ejecución condicional por considerarlo autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual simple en perjuicio de una menor.

La jueza ordenó que el condenado permanezca en libertad debido a la modalidad de la pena impuesta y le fijó las siguientes obligaciones por el plazo de tres años: constituir domicilio; prohibición de excederse en el consumo de bebidas alcohólicas; mantener actividad laboral lícita y de acuerdo a sus capacidades; realizar tratamiento psicológico tendiente a revalorizar el rol de la mujer en la sociedad, previo informe que acredite su necesidad y eficacia; prohibición de ejercer todo acto de violencia física o psíquica en contra de la víctima y de su grupo familiar; prohibición de mantener cualquier tipo de contacto con la víctima y con su grupo familiar, ya sea en forma personal o por cualquier medio tecnológico (teléfono, redes sociales, etc). Todo ello mientras dure el término de prueba y con apercibimiento de revocarse la condicionalidad de la pena impuesta.

Finalmente, la jueza dispuso la extracción de material genético del imputado para su incorporación al Banco de Datos Genéticos, previa asignación del DUIG por el Registro provincial de condenados vinculados a delitos contra las personas y contra la integridad sexual.

Zigarán Britos fue denunciado por al madre de la menor damnificada. La niña contó que, cuando se encontraba jugando con una amiguita afuera de su casa, el imputado las invitó a pasar a su domicilio. Una vez adentro, la llevó hasta su habitación y allí comenzó a tocarle el cuello y los glúteos, la abrazó e intentó besarla.

Te puede interesar