¿Un “Telo VIP” en pleno centro?: fuertes gemidos despiertan sospechas

Policiales 14 de marzo de 2018
La propietaria de un hotel, ubicado a menos de 50 metros de la plaza 9 de Julio, denunció movimientos extraños de hombres y mujeres en dos departamentos del edificio, donde, según dijeron los vecinos, se escuchan gemidos sexuales a toda hora.
telo vip

La sospecha de que dos departamentos, que tiene conexión interna, ubicados en pleno centro se hayan convertido en un improvisado motel de paso para parejas que buscan tener relaciones sexuales, derivó en la denuncia concreta realizada en los últimos días por la dueña y administradora del edificio.

Se trata de un “apart hotel”, que estaría ubicado en calle Buenos Aires, el que hasta el año 2016 pertenecía a una empresa integrada por la denunciante, y un socio, quien decidió retirarse y puso en venta cuatro departamentos que eran de su propiedad.

Dos de esos departamentos, según lo trascendido por fuentes policiales, fueron a parar a manos de una mujer, aunque los dos inmuebles, vecinos y con conexiones internas, serían utilizados por numerosas parejas que concurren al lugar, al parecer, solo para mantener relaciones sexuales.

¿4 trabajadoras sexuales?

En su denuncia, la administradora, contó que esta situación se advierte desde diciembre del año pasado, pero que en un inicio no llamó la atención, incrementándose el movimiento de hombres y mujeres en el verano.

El portero dio el alerta a la propietaria sobre la presencia de mujeres, en particular cuatro jóvenes, muy bellas, quienes llegan a las 10.30 y se retiran a las 23, lapso de tiempo en que son visitadas por numerosos hombres que, por turnos, llegan al edificio.

Ante esta situación, la propietaria pudo confirmar dicho movimiento a partir del análisis de las cámaras de video vigilancias ubicadas en los pasillos, a lo que sumo el testimonio de algunos vecinos, entre ellos un turista, que se quejó porque desde ambos departamentos se escuchan gemidos sexuales a toda hora.

Ante esta anomalía, la administradora dio aviso a la policía, la que comenzó a investigar lo sucedido, puesto que existen serias sospechas de que en el lugar podría estar en funcionamiento un motel por horas y no se descartan delitos ligados a la trata de personas.

Lo que llama la atención, dada la cercanía con la plaza 9 de Julio, es que se haya podido montar un negocio de estas características en pleno casco céntrico, como así también es posible la sospecha de que el “telo” sea exclusivo para clientes “VIP”.

Te puede interesar