Denuncia penal contra el sitio “Degenerados de Salta” por daños morales

Sociedad 06 de abril de 2018
A días de hacerse público, el sitio en Facebook ya recibió su primera denuncia penal. La radicó un empleado de comercio, a quien la fundadora del grupo atacó y tildo de “acosador, violento y amenazador”. Debate por la legalidad del grupo.
multimedia.normal.b9fb6cb5011417e1.646567656e657261646f732073616c74615f6e6f726d616c2e706e67

Con más de 9 mil miembros, el grupo “Degenerados de Salta” enfrenta ya una primera denuncia penal, la que se suma a la decisión de Facebook de borrar algunas de sus supuestas denuncias, aunque la fundadora volvió al ataque.

Guada Aguilera Amerissi, quien reveló públicamente que el grupo fue creado para escrachar a supuestos acosadores y alientas a sus seguidoras a exponer los presuntos hechos en los que habría sido víctimas de acoso sexual callejero u otros hechos de violencia.

El grupo saltó a los portales informativos luego de hacer pública la denuncia de una joven profesora de educación física, quien acusó a un periodista por acoso callejero, hecho que se encuentra en manos de la justicia, tanto por la denuncia que hizo la víctima, como por las supuestas acciones que el acusado anunció que realizaría al respecto.

El sábado pasado, sin embargo, se sumó una nueva denuncia, radicada por un empleado de comercio, quien relató en la comisaría Primera haber sido informado por amigos de la acusación que Aguilera Amerisse realizó en el grupo “Degenerados de Salta”.

Explicó que en dicha misiva lo acusó de “violento, amenazador y acosador”, entre otros epítetos, y que lo hacía a pedido de otra joven, aunque no la menciona. Al respecto, el empleado de comercio denunció el hecho, ya que le causó un grave daño moral.

Adujo que la supuesta acusación tendría como origen una discusión que mantuvo con una joven a través de Instagram, disputa de la cual se disculpó y quedó concluida con la persona con la cual mantuvo el altercado, por lo que se mostró sorprendido por esta nueva arremetida pública.

El joven pidió en su denuncia que la justicia tome cartas en el asunto, investigue y se tomen las medidas legales del caso. Esta denuncia, por otra parte, generaron cierto debate respecto a si el grupo tiene base legal para realizar los “escraches” en cuestión, los que incluso los propios medios evitan hacerlo con nombre y apellido debido a la posibles sanciones penales y civiles que la justicia aplica sobre los mismos.

En vista de ello, la discusión se centró ahora en la legalidad de las acciones de este grupo, sobre todo cuando no se puede comprobar efectivamente las acusaciones, pues varias fuentes judiciales informaron que la denuncia no alcanza para tildar a una persona de ser “violento” o “acosador”.

Si bien actualmente no existe ningún marco legal externo que regule las acciones en redes sociales, más allá de los términos de privacidad impuestos por los propios portales digitales, se han hecho diversos intentos para desarrollar una legislación para controlar los flujos de información difundida.

“Eso podría suceder recién cuando la personal llega a juicio, es condenada y la sentencia quedó firme”, explicaron las fuentes. “Por esta razón, la identidades de las personas deben ser preservadas respecto a la calificación que se le asigna, en especial al hacerlo público”, agregaron.

Te puede interesar