Ingenio San Isidro: Para Ivette Dousset, la expropiación no ayuda

Interior 06 de abril de 2018
La Coordinadora de Políticas Regionales indicó que el gobierno considera que la solución a los trabajadores sería que la empresa se venda. “Hay tres interesados en condiciones de aceptar la oferta,” aseguró.
Ingenio San Isidro
Ingenio San Isidro

Luego del cierre del Ingenio San Isidro que dejó sin trabajo a 700 empleados, en el mes de enero por parte de los capitales privados peruanos del Grupo Gloria, a través del Gobierno de la Provincia se podría llegar a una solución.

Respecto a esta situación, Ivette Dousset, Coordinadora de Políticas Regionales, remarcó a DNI Salta que “la expropiación no ayuda al trabajador, con la experiencia que tenemos hasta ahora, como en el caso del Loteo Santa Mónica, que se terminó judicializando la cuestión con el inversor privado, y hoy por hoy los vecinos no tuvieron ninguna solución.

Asimismo, Dousset agregó “el resultado sería el mismo, estamos hablando de una empresa privada, que pertenece al Grupo Gloria, si el gobierno avanza en una expropiación, la cual es confiscatoria, esto proceso demoraría en la región que tiene en vilo a los trabajadores. Hemos considerado desde el gobierno se avanzó en las condiciones, y lo mejor que pueda pasar es que el ingenio se ponga a la venta”, sostuvo. 

Sobre la venta del ingenio San Isidro, Dousset dijo “ya hay interesados, hay tres que están en condiciones de aceptar la oferta, eso nos tranquiliza, se está trabajando contando las horas en poder dar una solución inmediata a la actividad productiva del ingenio San Isidro y darles tranquilidad a los trabajadores”.

Al ser consultada por la posible expropiación del ingenio San Isidro, la funcionaria provincial manifestó “la expropiación es un acto de demagogia, el partido obrero se monta sobre los problemas existentes, donde plantean soluciones utópicas, donde para el común para las personas les parece mejor, pero quien está día a día en el trabajo y sabe cómo termina y funciona una legislación, sabemos que no es un buen canal”.

Finalmente, Dousset sentenció “desde el Gobierno de la Provincia tenemos toda la predisposición para facilitar los canales burocráticos, estamos dispuestos a facilitar que inversores privados puedan hacer que vuelvan a hacer funcionar el ingenio”.

 “Queremos dar tranquilidad a los trabajadores del ingenio San Isidro, estamos hablando de una cadena de eslabones para que siga progresando”, concluyó.

Te puede interesar