Olmedo estuvo en la marcha roja contra el aborto en el Congreso

Legislativa 11 de abril de 2018
El más aplaudido y buscado para las selfies ayer fue el salteño Alfredo Olmedo, abrigado con campera amarilla a pesar de los 30 grados. Cientos de personas se concentraron frente a Diputados para manifestarse en contra del proyecto de ley.
olmedo contra el aborto marcha

Mientras cientos de personas congregadas cantaban "Con los pibes no, diputados, con los pibes no", festejaban la aparición de legisladores que se acercaban a saludarlos.

El más aplaudido, vitoreado y conejillo de todas las selfies fue el salteño Alfredo Olmedo, como siempre con campera amarilla, reconocido por su larga y clara postura en contra del aborto. 

"Yo no voy a permitir con mi voto que el estado use recursos para matar un bebé indefenso", dijo Olmedo al respecto. "Yo no estoy de acuerdo con el aborto en aquellos casos donde le ponen una pasión tremenda para hacer un hijo y despúes no la ponen para criarlo", sostuvo.

Tomás, un estudiante de Derecho, discute la cifra de 500.000 abortos clandestinos por año que hay en Argentina. "Es mentira que es la principal causa de muerte entre mujeres. Son causas obstétricas la mayoría".

Según la Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito la cifra sale de las 50 mil internaciones por año que hay en el país por causa de abortos clandestinos, y se calcula que una de cada diez mujeres que se lo practica acude luego a un hospital.

Al lado suyo, una chica sostiene un cartel amarillo con la leyenda: "La pobreza es la excusa. La muerte es la solución. 500000 abortos=500000 asesinatos. No sean cómplices de una masacre".

Pasando el cordón policial, varias chicas sostenían carteles que apuntaban al sector rojo de la discusión. Como Camila, de 16, que vive en José León Suárez: "No sos provida. No te importa la vida del gestante. No te importa su muerte. Estas a favor de la clandestinidad para dejar tu conciencia moralista tranquila".

Pilar, que observa junto a otras amigas la marcha roja, les pide no ironizar contra quienes están en la otra vereda, y reflexiona: "Nunca nos vamos a poner de acuerdo. Toman el aborto como un anticonceptivo. Como si abortar fuese lindo. Es una responsabilidad y una decisión personal".

Te puede interesar