Concejales piden informe por posibles hallazgos arqueológicos en el Corredor de la Fe

Municipal 12 de abril de 2018
Las reiteradas roturas en las calles Caseros y Juramento volvieron a plantear los cuestionamientos acerca de los famosos túneles secretos de Salta. Se reabre el debate sobre una parte de la historia muy poco revelada pero con mucho misterio. ¿Los túneles serán la causa de los hundimientos?
corredor de la fe - caseros

Un reciente pedido de informe acerca de las causas de los hundimientos en el Corredor de la Fe y el posible hallazgo de elementos arqueológicos tras el levantamiento del suelo reabre una incógnita en el relato histórico de Salta. Todo hemos sentido historias de nuestros padres y abuelos acerca de los túneles secretos de Salta, aunque no existan demasiadas pruebas que nos revelen la verdad de su existencia.

El concejal Santiago Alurralde presentó un pedido de informe para saber si, durante los trabajos realizados en calles Caseros y Juramento, se encontraron restos arqueológicos. “Nos preguntamos por qué se está derrumbando tantas veces, algo está pasando. Esto tiene mucho que ver con la historia, es sabido que en Salta siempre hubo túneles conectando las basílicas mayores, Catedral, Convento, San Francisco, La Merced”, dijo en InformateSalta.

Santiago Alurralde, concejal por Capital

El edil señaló que no es coincidencia que en la calle Caseros, donde hace muchísimos años pasaba un tranvía, se encontraron durmientes: “Queremos saber a dónde van todos los elementos que se encuentran. Nos informaron que cuando se encuentran cosas de valor la derivan a la Casona de Castañares, sin embargo queremos saber qué pasó, si se están tapando los túneles, las obras están tapadas por chapas entonces no se puede ver hacia adentro”.



Estos cuestionamientos reabren el viejo debate sobre los túneles secretos de Salta. No se conocen testimonios ni pruebas que revelen los recorridos exactos de los pasadizos debajo de las calles de la ciudad, sin embargo, recientes hallazgos en la Iglesia San Francisco comprueban que, más allá de los mitos, éstos existen y se construyeron hace cientos de años.


“Llama la atención que se hunda tantas veces, yo pasé varias veces por la Juramento cuando estuvo habilitada y cada vez que pasaba estaba más ondulada. Al poco tiempo se volvió a levantar todo para rehacerlo. Se está gastando en algo que no tenía carácter de urgencia cuando hay gente que no tiene cloacas, que no tiene servicios, que piden pavimento en los barrios hace muchos años. Se está volviendo hacer la mayoría de la obra, que ni siquiera es la obra completa, recién es la primera parte. Confío en la palabra del intendente de que no se va a pagar la obra”, dijo Alurralde a InformateSalta.

Te puede interesar