Piñón Fijo: “Los niños siguen deslumbrándose con la magia de un títere o de un libro de cuentos”

Cultura 13 de abril de 2018
Esta tarde, el Teatro del Huerto recibirá al payaso más famoso del país. Piñón Fijo transita sus 29 años arriba de los escenarios y en diálogo con InformateSalta dejó hecha su invitación para la función de hoy.
pinon-fijo_1

La guitarra afinada, el saxo cloacal programado, los trajes bien planchados, se encienden las luces y… ¡Arriba el telón! 

Piñón comienza a transitar sus 29 años de contemplar infancias. Muchos de los niños que crecieron con su música ya son padres y hoy traen a sus hijos para descubrir juntos la magia de la alegría en familia. Por eso llega Piñón a Salta: para celebrar, agradecer y compartir su trayectoria. 

Anticipándonos a su función, desde InformateSalta dialogamos con Fabián Gómez, el nombre detrás del payaso:  

  • ¿Cómo vivís estos 30 años sobre los escenarios? 

Transito los 29 con muchas expectativas para los 30, deslumbrado con esta vida que, si bien hace muchos años que hago esto, no deja de sorprenderme. No es fácil andar surfeando por este mundo tan agresivo enfundando en un traje de payaso, traspasando generaciones. Los niños que vienen hoy en día son hijos de personas que fueron publico mío, hay un eslavón tras eslavón de infancias que abrazo y como ser humano me deslumbran. Por más que en las redes sociales siempre me muestran cariño, no dejo de deslumbrarme en cada presentación. 

  • Comenzaste solo, sumaste a tus hijos, en algunos años se puede sumar tu nieta… ¿Cómo es la dinámica de trabajar en familia? 

A nosotros se nos dio así. Ahora Sol está con su hija, Luna, que tiene un año y medio. Eso hace que ahora no nos acompañe en la gira. Ella, por su parte está armando su carrera como solista, igual que Jere. Jere sí sigue conmigo y tenemos acompañándonos un músico Marcelo Izurieta, de Los Sacha, con quien estuvimos muchas veces en Jesús María y Cosquín. La dinámica familiar impactó de manera diferente en los 3: El ejercicio mío es tratar de traspasar conocimiento a mis hijos. Esto ha hecho que ratifique una cantidad de cosas que si no las repasamos pasan a ser parte del paisaje. Uno siempre trata de pasarle a ellos lo más honesto de uno. Esto sirvió para hacer una ratificación de mi oficio y mi vocación. Y a su vez, a ellos les sirvió para entender de dónde viene todo esto. Esto requiere de un compromiso superlativo porque nos metemos en la intimidad de la familia y  tenemos que hacerlo con esa responsabilidad. 

  • Trabajar para las generaciones pasadas no es lo mismo que trabajar para las nuevas generaciones, ¿notás que las nuevas tecnologías influyen en la infancia? 

Mi contacto es con la primera infancia desde los primeros meses a los 5 años más o menos. Uno sí nota un sobre estímulo por medio de las tecnologías y también por la vorágine del mundo en el que vivimos hoy. También noto que la infancia defiende su propia infancia. El niño siempre defiende la inocencia por más celular de última generación que haya. Por más Tablet o Smart que se cree, el niño sigue deslumbrándose ante la magia de un títere, de un libro de cuentos… lo que varía es el estímulo que le damos nosotros como adultos. Creo que la tecnología, igual que un barrilete o cualquier actividad no tecnológica puede ser más virtuosa acompañada del cariño, la ternura, de la atención de un adulto. Si ese barrilete o esa Tablet solo sirve para delegar la atención del niño, para que no moleste el nene, también es nocivo. No pasa solo por la tecnología sino por la actitud del adulto como acto de entrega y responsabilidad ante el niño. El autoestima se construye en los primeros años de vida. El caudal que recibe un ser humano en los primeros años construye personas seguras, solidarias, pacientes, sin tanta  ansiedad. 

  • Tu nieta, Luna, llegó para ser una nueva fuente de inspiración para Piñón, ¿es así? 

Luna ha venido a reformularnos a todos. Nos reformuló en todos el “feeling” con los chicos. Reformulamos una gran cantidad de cosas que creíamos aprendidas. Reformuló emociones. Eso genera una corriente emotiva y afectiva que le da un plus a Piñón… un plus de sinceridad y trasparencia. Una cosa es cantarle a los niños, y otra cosa es hacerlo buscando hasta la última palabra exacta para que eso genere risa, emoción, aprendizaje. Estos últimos meses hago canciones para cada etapa a Luna. 

  • ¿Cómo es el despliegue que veremos en el escenario? 

Tenemos una pantalla led con la que interactuamos, pero siempre buscamos no perder de vista lo artesanal. En el escenario usamos instrumentos súper sofisticados y de repente, aparece el saxo cloacal que es súper artesanal. Buscamos un equilibrio entre las dos cosas. 

  • Con la trayectoria que venis forjando, ¿cómo ves el futuro de Piñón? ¿Sos consciente de que perfilas como un ícono para la historia? 

La gente me hace ver eso. No sé si por cobardía o por qué pero yo ni quiero saber qué va a pasar. Me fascino más con el día a día. Con los medios tan ágiles que uno tiene para comunicarse. Antes había mucha burocracia para poder producir, hoy en día uno puede hacer todo más ágil y escribir una canción, grabarla, modelarla y tenerla en una semana en línea. Eso me tiene muy inquieto y entretenido, por eso le esquivo la mirada a qué pasará en unos años.

 Para agendar: Piñón Fijo se presentará esta tarde, a las 17 hs. en el Teatro del Huerto. 

Te puede interesar