Diputados impone la lectura de un libro en la Secundaria, pero nunca consultaron a Educación

Legislativa 18 de abril de 2018
Desde la comodidad de una banca en la Legislatura, Diputados consideraron pertinente la obligatoriedad de la lectura del libro "Nunca Más", en los niveles de educación secundaria, técnica y superior de la provincia. Nunca se les ocurrió consultar con quienes son los responsables de la Educación.
diputados NUNCA MAS

La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad, aunque con algunas opiniones en contra, un proyecto de Ley del diputado Tomás Rodríguez, que establece la incorporación en el marco de la pedagogía de la memoria, como texto de lectura y reflexión, de manera obligatoria el libro "Nunca Más", en los niveles de educación secundaria, técnica y superior dependientes del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Salta.

Se trata del informe final de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), un texto de 490 páginas, que según el autor del proyecto, su lectura es importante "para que se conozca y reflexione sobre lo ocurrido en una época oscura de nuestra Patria”.

El "Nunca Más", recopiló denuncias sobre violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura cívico-militar y cumple 33 años desde que fue entregado por el escritor Ernesto Sábato al entonces presidente Raúl Alfonsín.

¿Y la planificación educativa?

Al momento de tratarse este proyecto, ningún legislador abordó el tema desde la Pedagogía o la metodología de implementación en los diferentes cursos del secundario, cuando es por todos conocido que en Educación nada se improvisa. Todo responde a un objetivo específico de aprendizaje, estableciendo metodologías, y formas de abordaje según el nivel.

El debate e interés de los oradores estuvo centrado en las críticas a la dictadura militar, la violaciones de los derechos humanos y el juicio a los responsables. Algunos ponderaban el rol de Ricardo Alfonsín, otros la grandeza de Ernesto Sábato como autor del prólogo, mientras que Mario Abalos y Lucas Godoy prefirieron abordar el rol del peronismo en esa época.

Pura ideología, del libro en la escuela nada, y ese era el hecho en discusión, no la justificación de este proyecto.

Nadie tuvo en cuenta tampoco al docente, esa persona que debe estar parada frente a los alumnos para guiar y dirigir esa lectura, un hábito cada vez menos frecuente en la juventud. Enorme desafío: capacitar al docente, que sepa cómo interesar a los alumnos en la temática, y motivarlos a que lean tamaño libro.

Por eso, la lectura obligatoria del Nunca Más no le va a caer en gracia al Ministerio de Educación porque no es la manera de incorporar un contenido en la ya pesada Currícula escolar. Es necesaria la planificación y capacitación de los docentes a cargo. Debe preverse la manera en que los alumnos podrán contar con este material de lectura, en qué curso, dónde, cuándo y cómo se va a hacer.

Por todas estas limitaciones, suena más a una expresión de deseo a algo posible de ejecutar.

Al respecto, la ministra de Educación , Ciencia y Tecnología, Analía Berruezo dijo a InformateSalta, que hay que trabajar con competencias de lectura. Además, consideró que no es lo más apropiado establecer por Ley la lectura de información en la escuela. Lo mejor es generar conciencia a partir del acompañamiento en las trayectorias escolares y la explicación del docente preparado en el tema. Y fue clara al afirmar: "Me parece que alguien tendría que haber hablado con Educación".

Te puede interesar