Diputados nacionales ofuscados contra sus pares de Cambiemos y Salta Somos Todos

Legislativa 18 de abril de 2018
Los bloques opositores cuestionaron con dureza el rol de Emilio Monzó y el diputado salteño Alfredo Olmedo.
olmedo  - congreso tarifas

Cuando los bloques opositores se disponían a tratar los proyectos de revisión de los aumentos de tarifas en los servicios públicos, la sesión en la Cámara de Diputados naufragó rápidamente y se levantó por decisión de su presidente, Emilio Monzó, publicó Infobae.

El oficialismo iba a enfrentar una sesión especial muy difícil, en la que iba a convertirse en el centro de las críticas por los incrementos tarifarios. Pero la oposición no consiguió reunir a tiempo el quorum necesario (le faltó un legislador) y Cambiemos logró bloquear la jugada impulsada por el kirchnerismo, el peronismo justicialista, el massismo y los sectores de izquierda y centroizquierda.

El momento de mayor tensión fue cuando Monzó dispuso el levantamiento de la sesión. Según los legisladores opositores, la autoridad de la Cámara estaba alertada de que uno de los representantes estaba camino al recinto. En ese momento, eran 128 diputados.

monzo - congreso tarifas 3

La controversia se desencadenó porque, ya sin ánimos de esperar más, el diputado salteño de "Salta somos Todos" Alfredo Olmedo planteó que se iría de su banca. Habían pasado unos minutos de las 11:50.

"Ya se ha pasado el tiempo, yo estoy desde las 11 desde acá. Estoy de acuerdo en lo que quieren plantear, por eso vine. Lamentablemente no hay quorum. Una vez más, la política fracasa en nuestro país y no se le da respuesta a la gente. Estoy de acuerdo con el esfuerzo que se hizo desde los distintos partidos", indicó, y ratificó el pedido de que se suspendiera la sesión.

alfredo olmedo - congreso - tarifas 3

Tras el comentario de Olmedo, Monzó consideró que esperaría "ocho minutos más", cuando se cumpliera una hora de demora. Ahora bien, la diputada del bloque UNA, Graciela Camaño, reclamó 15 minutos más.

"He visto esperar acá ocho horas una sesión. Cuando hay voluntad, se puede. Hay que esperar. Hay diputados que están viniendo, si levantamos antes la sesión, o si ponemos excusas para irnos, lo que estamos haciendo en realidad es no tratar el tema. Estamos pidiendo tiempo", añadió la dirigente peronista. Pero Monzó fue irreductible en su postura y la actividad legislativa se suspendió a la hora.

"Lo que acaba de pasar es bochornoso, usted tiene la misión de extremar los recaudos para que haya sesión, no para que no haya", fustigó Graciela Camaño.

olmedo  - congreso tarifas 2

"Todos hemos visto cómo un diputado del oficialismo -continuó- vino a la banca del diputado Olmedo y el diputado Olmedo justificó su huida. Porque esto es lo que hizo. Sabía que había 128 diputados, uno más que estaba viniendo y conspiró deliberadamente contra el quorum. Esto lo tienen que saber sus co-provincianos de Salta", cuestionó Camaño luego del anuncio oficial de Monzó de suspender la sesión y cumplirse las 12.

"El diputado Olmedo acaba de hacer lo peor que hace la política, que es prestarse a una jugada tan terrible como dejar una sesión sin quorum cuando se está tratando un tema que pega de frente a los ciudadanos argentinos", añadió la legisladora de UNA.

Acerca de lo que ocurrió, Camaño insistió en que un parlamentario del oficialismo "levantó" a Olmedo, lo que consideró como un hecho grave.

olmedo  - congreso tarifas

"Es una maniobra oscura que nos remonta a los peores momentos de esta casa, y esto lo han hecho en nombre de la transparencia y el cambio que pregonan. Se debe saber que esto es peor que el 'diputrucho' y tantos antecedentes que tuvimos en el Congreso", completó.

En medio del descargo del diputado del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, el legislador de la controversia se abalanzó de su asiento para retirarse del recinto, lo que generó una ola de insultos y reproches. "Rata", "atorrante" y "corrupto" fueron algunos de los gritos escuchados. 

Más tarde, tras la intervención de algunos parlamentarios, Olmedo volvió a apersonarse en el recinto y respondió a las acusaciones. "Yo no insulté a nadie. Me tomé un vuelo desde Salta y llegué a las 2 de la mañana. A las 11, era el único que estaba acá sentado. El reglamento dice que a las 11:30 se termina. No se juntó el quórum, hay que cumplir y ser ordenado en nuestro país", reiteró, en medio de abucheos de sus colegas. 

Finalizado el encuentro legislativo, Olmedo volvió a defenderse públicamente. "Estoy limpio, me quieren ensuciar", dijo minutos después de abandonar el recinto en declaraciones a C5N. 

Te puede interesar