Fue drogada, violada y entregada por un amigo a un Gendarme en Orán

Policiales 08 de mayo de 2018
Una jovencita contó que fue a un boliche con amigos y luego fueron a la casa de uno de ellos donde consumieron alcohol. Fue drogada, se durmió y cuando despertó su amigo la estaba violando, mientras el gendarme desnudo observaba la escena. Pudo escapar y refugiarse en la casa de una amiga.
abusadapor amigos

Una salida con amigos a un boliche bailable, seguido de otra juntada en una casa donde hubo ingesta alcohólica, terminó con una denuncia que involucra a un amigo de la víctima y un gendarme, quienes habrían drogado a la joven para luego poder someterla sexualmente.

El caso, según supo InformateSalta, ocurrió a fines de abril pasado y fue denunciado por una joven en una comisaría de Orán. La mujer contó que el 29 del mes pasado, fue al boliche “Set” junto a un grupo de amigos.

Dijo que a la salida, dos sujetos, uno de los cuales conoce hace más de un año y a otro hace poco más de una semana, se acercaron e invitaron al grupo a la casa de uno de ellos, donde podían seguir con la ingesta de bebidas alcohólicas.

Boliche...

La joven sostuvo que fue con sus amigos y que en la vivienda del anfitrión bebieron Vodka, pero luego de unas horas sus amigos decidieron retirarse de la vivienda, aunque ella se quedó, pues su amigo y el gendarme dijeron que la iban a cuidar, que no se hiciera problema.

Luego, los dos sujetos siguieron con la ingesta, pero que de pronto uno de ellos le alcanzó un vaso distinto para que beba sólo ella, lo que hizo sin imaginar lo que iba a suceder posteriormente. Contó que escuchó a los dos acusados discutir entre ellos.

Debido a fuertes mareos, uno de los acusados la llevó a una habitación, donde la recostó en una cama. La joven sostuvo que se durmió por unos minutos, tras lo cual se despertó y se dio con su amigo encima de la misma, violándola.

La mujer, totalmente desnuda, intentó resistirse a la vez que le pidió ayuda al gendarme, quien también estaba desnudo a su lado y miraba como era abusada por el otro acusado. La estudiante, en tanto, siguió con forcejeos hasta que en un momento dado se liberó.

Ya repuesta de la sustancia que le dieron para reducir sus fuerzas, la joven se vistió y se marchó de la vivienda en una motocicleta, dirigiéndose a la casa de una amiga, quien la contuvo por el abuso sexual sufrido. Posteriormente nuestro portal confirmó que la víctima fue hasta la policía y denunció lo sucedido.

ingesta de alcohol

 

 

 

Te puede interesar