“Para mí la única rata de dos patas es Franco Gaspar Cinco”

Justicia 08 de mayo de 2018
Tras ser condenado a prisión perpetua por los homicidios de Alejandra y Amir, la familia podrá cerrar un doloroso capítulo de su vida. “Ellos ahora descansarán en paz”, expresó.
parraga

Ayer el juez Ángel Longarte condenó a Franco Gaspar Cinco a la pena de prisión perpetua por los homicidios de Alejandra y su hijo Amir Parraga, ocurridos el cinco de junio de 2017, cuando les dio cianuro haciéndoles creer que era agua bendita. Su familia ayer cerró un capítulo muy doloroso y trabajan para reponerse.

“Él se refirió a Amir como una rata y para mí la única rata de dos patas es Franco Gaspar Cinco”, dijo contundentemente una de las hermanas de Alejandra en el piso de Canal 11. La familia los recordó con cariño.

Me quitó a mi bebé, me quitó a mi hija, encima mancha su memoria, Dios mío gracias", fueron las palabras de la madre de Alejandra tras escuchar el veredicto, horas más tarde aseguró que "Alejandra y Amir van a estar en nuestros corazones”.

alejandra y amir

Sus vidas cambiaron de un momento a otro en menos de una hora aquel día. “Tenemos seis hijas, de haber disfrutado a nuestros cinco nietos y este bebé era especial para nosotros porque no tenía papá, nos quedamos con las manos vacías”, dijo remarcando que a pesar de que nunca se habló del padre de Amir, se trata de un hombre que nunca quiso reconocerlo.

“Me imagino que ahora debe estar viendo televisión, debe saber lo que pasó. Yo sé que vive en Castañares y que se llama Mario, que tiene otro hijo y por eso no quería que nadie sepa de Amir, mi hija sufrió por eso pero después supo que tenía todo nuestro apoyo. Su abuelo fue su papá”, añadió.

Sus hermanas aseguraron seguir conmovidas con lo ocurrido, “Tenía esperanza en esta condena, la esperaba. La extraño mucho a mi hermana. No tiene perdón de Dios, nos destruyó la vida, hoy estamos con un dolor inmenso, espero que siga sufriendo”.

En la casa de los Parraga las cosas de Amir y Alejandra siguen como ellos las dejaron, las paredes fueron casi empapeladas con sus fotografías, “nos rodeamos de los juguetes de Amir, de la ropa de mi hija para seguir adelante”, sostuvo Alejadro.

Alejandra

Frente a las cámaras agradecieron a la justicia, a los medios y a los vecinos que los acompañaron en todo momento. “Ahora nos dedicaremos a fortalecernos para seguir adelante, los tenemos presentes todo el tiempo”, dijo la familia que aseguró que la condena les trajo tranquilidad.

Te puede interesar