Plaza de la Legislatura y Corredor de la Fe, fuera de las normas

Sociedad 10 de mayo de 2018
La renovada Plaza de la Legislatura enfrenta a funcionarios provinciales y municipales, por la falta de certificados necesarios. El Corredor de la Fe se empezó sin el permiso de la Copaups.
Obras Plaza la Legislatura
Obras Plaza la Legislatura

El Paseo de la Democracia, que se ejecuta en la plaza de la Legislatura provincial, según informaron desde la Comisión de Preservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico de la Provincia de Salta (Copaups) no cuenta con el certificado de no objeción.

Esa información, además, llegó a la Cámara de Diputados en respuesta de un pedido de informes que hizo ese cuerpo legislativo.

La plaza esta ubicada atrás de la Legislatura y es remodelada con fondos del Plan Bicentenario, que se financió con un endeudamiento que tomó Salta en el mercado de capitales. Es una obra conjunta entre el Grand Bourg y el municipio.

"La Municipalidad trató con Provincia el tema de financiamiento y ellos (por la Municipalidad) están avocados más a la ejecución", dijo a El Tribuno el arquitecto Gustavo Giachero, presidente de la Copaups.

En el documento que la entidad elevó a la Legislatura se remarcó que en la plaza las obras "dañaban el carácter patrimonial del espacio y, a través de una nota fechada el 3 de noviembre de 2017, se solicitó a la intendencia presentar la documentación necesaria para evaluar los criterios de reparación.

Obras sin certificados

"Amén a lo observado la Municipalidad continuó con la obra", expuso la Copaups en el informe. Agregaron que recién el 26 de febrero, los funcionarios comunales presentaron "planos de anteproyecto sin especificaciones técnicas para su ejecución, es decir sin cumplimentar con los requisitos mínimos para su análisis". Las actuaciones constan en el expediente 311-39438-18.

En el documento, la Copaups subraya que las obras siguieron sin contar con el correspondiente certificado de no objeción.

Según Giachero, por las fallas detectadas durante la inspección, se decidió paralizar la obra durante un mes y medio. "Después retomaron la obra sin autorización nuestra", dijo.

El arquitecto aseguró que los problemas en el proceso se debieron a los cambios en la Secretaría de Obras Públicas Municipal, incluso con modificaciones al proyecto original.

"Ahora faltan los planos impresos, es una cuestión ínfima de papeleo", indicó Giachero. No obstante, remarcó que hubiera sido conveniente tener a tiempo los planos para realizar las modificaciones antes de la ejecución de los trabajos.

Respuesta municipal 1

Francisco Agolio, subsecretario de Obras Públicas de la Municipalidad, respondió que para esta obra se realizaron los documentos obligatorios. Aseveró que la obra nunca fue paralizada, y apuntó: "Deberían haberlo hecho si detectaron fallas".

"La Copaups como Diputados están absolutamente al tanto de lo que se hace en esa obra, existe documentación. Se hicieron modificaciones del proyecto a partir de las recomendaciones de la Comisión de Patrimonio", aseguró el funcionario.

Entre las modificaciones realizadas hasta el momento, se quitaron algunos árboles. La Municipalidad indicó que estaban en mal estado, aunque la Copaups afirma que no pudo constatar esto por no tener la "información a tiempo".

"Esa plaza estaba totalmente abandonada, basta que pensemos en refaccionarla para que aparezcan los que no se ocuparon antes", sentenció al respecto Agolio.

corredor de la fe - juramento abril 18

Mismo error en el Corredor de la Fe

La polémica por el Paseo de la Democracia salpicó al Corredor de la Fe, que se ejecuta en distintos puntos del centro capitalino.

Según la Comisión de Preservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico de la Provincia de Salta (Copaups), esta obra avanzó sin el permiso correspondiente. Las correcciones en cuanto a la preservación del patrimonio arquitectónico se realizaron durante la ejecución.

“No se terminó de tener ese certificado. Tenía un visto bueno, pero la gestión anterior de la Secretaría de Obras Públicas tenía que terminar de presentar la documentación, y al final no se presentó”, explicó el arquitecto Gustavo Giachero, presidente de la Copaups. 

El certificado requerido es el certificado de no objeción, necesario para el avance de cualquier obra ejecutada sobre edificios considerados de valor patrimonial. 

Según Giachero, a partir de la presentación de vecinos, se realizaron varias observaciones a la obra, y si bien fueron consultados por la anterior dirigencia de la Secretaría de Obras Públicas, “ante la premura de lanzar las obras por una cuestión económica y financiera, se les dio un visto bueno”.

Respuesta municipal 2

Sin embargo, Francisco Agolio, subsecretario de Obras Públicas municipal, dijo lo contrario: “En esta obra también se le pidió autorización a la Copaups, y se la hizo participar. Si están de acuerdo con el proyecto recién se puede iniciar el proceso de licitación y cobro de la obra”.

Desde la Copaups afirmaron que continúan realizando ajustes en las terminaciones. “A través de WhatsApp les enviamos fotos y van ajustando sobre la marcha”, indicó Giachero. 

Te puede interesar