La "peor madre": abandonó a tres bebas en tres años, en tres ciudades distintas

Medios 10 de mayo de 2018
La situación fue casi calcada en septiembre de 2015, agosto de 2016 y agosto de 2017.
Los Andes

La situación fue casi calcada en septiembre de 2015, agosto de 2016 y agosto de 2017. Tres bebas, de pocas semanas de vida, abandonadas en tres localizaciones diferentes, entre Berlín y Brandenburgo, en Alemania. Los servicios sociales se hicieron cargo y les encontraron una familia a cada una. Pero la última beba llegó a los brazos de un policía que notó un "patrón de abandono". Ese patrón luego terminó siendo genético. Las tres son hijas de la misma madre.

“Este tipo de abandonos no es nada frecuente en Berlín y el oficial no pudo evitar recordar los otros casos recientes, de forma que buscó pistas", explicó el vocero de la policía Michael Maas.

La policía alemana busca ahora a quien sería "la peor madre de Alemania". No se hace referencia al padre porque las pruebas genéticas aún no confirmaron que también sea hija del mismo padre. La mujer que buscan estuvo embarazada, detallan, "demasiado seguido" en los últimos tres años durante los meses de verano europeo. Lo que complica la búsqueda es que dio a luz de forma clandestina u hogareña. Algo que se deduce de la forma en que fueron cortados los cordones umbilicales.

Los tres embarazos y partos sugieren una situación "repetitiva". Pero los abandonos de las criaturas abren demasiado el lugar de búsqueda. La primera beba fue abandonada en Buch, la segunda en Blankenburg y la última en Schwanebeck. Los investigadores ponen el foco en el norte de Berlín, posiblemente en el distrito de Panklw. "La mujer viajaba cada vez más lejos para dejar el bebé", afirman.

Sin saber que eran hermanas, las enfermeras bautizaron a las niñas como Emma, Lillo y Hanna. Cuando apareció la primera, la policía publicó fotos de la ropa que llevaba la beba cuando fue hallada, acostada sobre una almohada en una parada de bus. Pero no fue así en los dos casos seguidos. Es que ahora esa información forma parte de un expediente que la fiscalía examina para establecer cargos de "abandono" y "puesta en peligro de la vida de un niño".

Solamente trascendió que la segunda beba fue depositada ante la puerta de una casa familiar en Blankenburg y la tercera frente a una casa en Schwanebeck. La última de las hermanitas estaba envuelta solamente en una toalla. Como todas estas ubicaciones están cerca de la clínica Helios, se está investigando si la mujer acudió alguna vez para una consulta.

"Si algún vecino cree tener alguna pista debe informar a la policía", dijo a medios alemanes la oficial Uta Rösel. "Creemos que la madre podría ser a su vez una víctima, quizá las niñas le sean quitadas contra su voluntad para abandonarlas y por estar en una relación de dependencia o dominación. Y lo más visible han sido los embarazos, por lo que si alguien se ha percatado de la presencia de una mujer con este perfil, podría aportar información muy valiosa", siguió. Rösel hizo esa aclaración para que no se la prejuzgue como "la peor madre de Alemania".

Como publica el diario ABC de España, sólo en Berlín hay cinco hospitales que donde las mujeres pueden dejar a los recién nacidos no deseados de forma anónima sin poner en riesgo su salud. A la vez, hay clínicas que ofrecen la posibilidad de dar a luz de forma anónima, sin dar parte al Registro Civil, que habitualmente toma nota oficial en los mismos centros médicos sobre cada nacimiento.

Pero la madre de estas tres bebas no utilizó ninguna de esas alternativas. "Quizá se trate, por otra parte, de una madre enferma", cerró la oficial. En el pañal de la primera beba fueron encontrados restos de un medicamento para la hipertensión y la ansiedad: Metoprol. En los pañales de las otras bebas no aparecieron rastros de esta droga, que sólo se consigue bajo receta.

Una de las familias adoptantes planteó la posibilidad de que las nenas crezcan juntas. Pero las autoridades están estudiando el caso y dijeron que antes de tomar esa medida prefieren "centrar los esfuerzos en la búsqueda de los padres para evitar que la serie de abandonos continúe".

Según el experto psiquiatra judicial Werner Platz, del Centro de Salud Social de Moabit, en Berlín, "no debe descartarse que este agosto se produzca un nuevo abandono”.

Te puede interesar