Chofer héroe: Asistió, trasladó y cuidó de una chica que se descompuso en el 2C

Sociedad 11 de mayo de 2018
La historia fue contada por una testigo, que los acompañó en todo momento. Ocurrió el lunes a la tarde en el microcentro capitalino.
Javier Frias
Javier Frías, el chofer héroe

Javier Frías es el protagonista de una historia heroica a bordo de un colectivo del 2C. El lunes durante su recorrido habitual, pasadas las 19, una pasajera que iba acompañada de su padre se descompensó, la nena fue diagnosticada con una meningitis viral hace varios días, incluso, según el relato de una pasajera estuvo en coma y por eso iban al médico. El chofer la asistió, trasladó y cuidó.

Íbamos por Ituzaingo esquina Urquiza en el corredor 2C interno 279, el cole iba lleno y cuando llegué al final el último asiento de la fila individual estaba desocupado, me senté y vi que la chica que iba adelante se descompensó, estaba con su papá, al ver que el cuadro parecía una convulsión comencé a llamar al 911”, contó Natalia Chacana en Facebook.

Recién al segundo intento logró comunicarse, el operador le pasó con Samec y le dijeron que iban en camino. El cuadro empeoraba y se paró, comenzó a gritarle al chofer que había una chica descompuesta pero no la escuchó, otro pasajero lo volvió a alertar y aquí comienza el heroico accionar.

materno infantil emergencia

Javier saltó del asiento del conductor y fue a ver lo que pasaba, sacó su botella de agua y una franela, hizo bajar a todos los pasajeros. “La recostó con muchísima delicadeza en el asiento de atrás y comenzó a preguntarle cosas, su nombre, edad y dijo que era Daniela oriunda de Joaquín V. González. Dijo que iba a un control luego de haber estado en coma cuatro días por una meningitis viral”, relató.

La nena respiraba con dificultad por eso el chofer decidió llevarla por sus propios medios al hospital. Arrancó el colectivo y con la indicación de su papá fueron al hospital del Milagro, pidieron asistencia pero no les prestaron atención.

El chofer Javier Frías la levantó en brazos y la llevó por más de media cuadra hasta la guardia del hospital, la entró y tuvieron que esperar otros 40 minutos más para que la atiendan. Salió y compró cuatro gaseosas para los que los habíamos acompañado y cuando supimos que era meningitis cruzó al frente y compró alcohol en gel para todos”, continuó.

Siempre nos quejamos de lo malos que son los choferes de colectivo, y siempre es verdad, pero en este caso me saco el sombrero ante este trabajador, que inclusive desoyendo a sus superiores, se quedó hasta saber que le pasaba a la nena, que grande sos Javier Frías", finalizó.

 

Te puede interesar