El Gobierno frenó la compra de equipamiento para las Fuerzas Armadas

Política 13 de mayo de 2018
Con la excepción de una última compra de 5 aviones Super Etendard y material para el G20, Aguad decidió frenar los contratos de compras a Francia, Israel, China y Suecia
fuerzasssss

Infobae/ En medio de las restricciones presupuestarias y el plan de recorte de gastos en toda la administración pública, el Gobierno ordenó suspender por este año todas las compras de equipamiento militar y el Ministerio de Defensa sólo se limitará a adquirir material bélico para el operativo de seguridad de la cumbre de presidentes del G20 que se realizará en noviembre en Buenos Aires.

"El plan de austeridad llegó a las puertas de las Fuerzas Armadas y se hará sentir", admitió ante Infobae un encumbrado funcionario de la Casa Rosada. De esta manera, confirmó que el presidente Mauricio Macri frenó todos los contratos y pagos de compra de material militar al exterior.

La única excepción fue la del viernes pasado que adelantó Infobae y que mediante la resolución 962/2018 se habilitó la compra por 12 millones de Euros de 5 aviones Super Etendard a Francia porque este era un compromiso que asumió Macri con su par francés Emanuele Macron enero pasado. Hay que tener en cuenta que el premier francés resulta clave para destrabar las negociaciones por el acuerdo de Unión Europea-Mercosur.

Empero, más allá de esta excepción no habrá hasta el año que viene nuevos pagos o compra de material para las Fuerzas Armadas. El recorte de gastos y compra de equipamiento militar alcanzará a los contratos que se habían sellado con Francia, China, Suecia e Israel.

Si bien el ministro de Defensa, Oscar Aguad, se negó a dialogar con Infobae sobre este tema, fuentes calificadas de la Casa Rosada explicaron que la decisión de Macri es recortar gastos al "máximo posible en todo el Estado".

A la vez, funcionarios del Ministerio de Defensa aclararon que actualmente el único presupuesto que no se cuestionará y que estará abierto es el destinado a los gastos para la búsqueda del submarino ARA San Juan. Para ello, el ministro Aguad no escatimará gastos. El resto podrá esperar.

Así, en el caso de las Fuerzas Armadas sólo se avaló la compra de material bélico para la defensa en la cumbre de presidentes del G20 ya que ello no implicaría un gasto significativo y resulta ser "inevitable" para la seguridad de los jefes de Estado que se reunirán en Buenos Aires en noviembre próximo.

Entre los equipos que se aprobaron para comprar para la cumbre del G20 figura material QBNR. Esto es accesorios como detectores de agentes biológicos, cámaras hiperbáricas para transporte de personal contaminado, indumentaria anti qbnr tipo Saratoga, trajes encapsulados nivel A, medidores de radiación, filtros, descontaminantes para vehículos/material electrónico (principio activo glutaraldehido) y sales (polifosfato).

A la vez, se comprará material de defensa antiaérea de baja y muy baja cobertura que son los sistemas de misiles SAAB RBS-70 NG. Este es un sistema de defensa aérea de guía láser y corto alcance que en su última versión incluye mejoras en sus sistemas optrónicos y de designación, sumando la integración de herramientas de comprobación informática, tanto para adiestramiento como para análisis de desempeño.

La Infantería de Marina ya es operadora del sistema RBS 70 desde sus primeras versiones a mediados de la década de 1980, mientras que la incorporación en las otras fuerzas significará recuperar capacidades perdidas hace años.

También se prevé la actualización de los cazabombardeos A-4AR Fightinghawk y material de ciberdefensa.

En rigor, la situación de crisis presupuestaria de las Fuerzas Armadas va más allá de las limitaciones de compras de equipamiento militar al exterior.

Varios oficiales y fuentes calificadas de las tres Fuerzas Armadas admitieron ante Infobae que resulta "preocupante" la falta de mantenimiento de algunas bases militares; los problemas en el giro de recursos para pagar a los profesores de los liceos; recortes en operativos y adiestramientos militares; recortes en el sistema de salud y falta de actualización en los uniformes de algunas fuerzas.

A ello se le agregan datos polémicos como la cesión gratuita de la base aérea de Moreno a una empresa privada que generó mucho malestar puertas adentro de las Fuerzas Armadas.

Te puede interesar