La travesía de un maestro para llegar a una escuela rural aislada

Sociedad 16 de mayo de 2018
Víctor Albarracín, director y maestro del establecimiento del Paraje Trementinal de Orán, sale cada semana, pasa la aduana en Bolivia y regresa a la Argentina para poder llegar. “El maestro tiene que andar y hacer el camino,” dijo.
maestro rural

Esta es la historia de un “héroe sin capa,” un maestro rural cuya vocación de enseñar es tan inmensa que viaja por horas en su camioneta, atraviesa una frontera, se sube a una lancha y camina varios kilómetros para poder llegar.

Él es  Víctor Albarracín, director y maestro de la escuela del Paraje Trementinal, en la localidad norteña de Orán, quien acompañado por Gustavo Tubio, periodista de Telenoche, mostró su travesía para poder llegar cada semana.

El establecimiento está totalmente aislado, no tiene camino, y es por ello que Víctor sale del país, paga los impuestos aduaneros, deja su vehículo a las veras del río Tarija en Bolivia, se sube a una lancha para volver a suelo argentino y comienza a caminar por un suelo arenoso, el único que le permite acceder al edificio.

Ni la falta de agua ni de energía les impide a él y a sus docentes impartir sus conocimientos entre los alumnos que asisten, muchos de ellos hasta sin documentación. “Cuando uno tiene deseos de hacer un poco de patria, va a cualquier lado, a donde sea, a donde le toque,” rescató el maestro.





 

Te puede interesar