Universidades no ofrecen carreras que demanda el mercado laboral de cada zona

Educación 18 de mayo de 2018
Un informe precisa las necesidades de los sectores productivos en cada región. Hay un divorcio entre lo que se les ofrece a los estudiantes con respecto a lo que demanda el mercado laboral. Faltan expertos en diferentes áreas.
Universidades - carreras y demanda

Algunas certezas ya se tienen, por ejemplo que en Santiago del Estero faltan médicos, pero no hay una adecuada oferta educativa en esa dirección. En Jujuy se necesita gente que sepa de turismo y tampoco hay buena oferta, allí salen más abogados. Enfermeros e ingenieros faltan en todos lados. El país tiene un extenso litoral marítimo, pero ninguna universidad se encarga específicamente de la industria de la pesca.

El sistema universitario argentino es muy amplio y diverso, pero lo que escasea es la planificación.

El Ministerio de Educación nacional presentó un informe acerca de las “áreas de vacancias” que deja el sistema universitario en las distintas provincias. Hace referencia a esa enorme cantidad de sectores en los que se requiere profesionales, pero no existe una oferta educativa adecuada.

Allí se advierte que las carreras universitarias que más se ofrecen se vinculan a docencia y administración, mientras que faltan cubrir las relacionadas con la salud, el agro y la construcción.

El trabajo está presentado bajo la forma de un libro y un sitio web interactivo y georeferenciado en donde se puede consultar toda la oferta universitaria argentina, filtrada por tipo de gestión, carreras, regiones y provincias, entre otras variables.

Prohíben por ley el examen de ingreso a las universidades

Planificar la oferta

Danya Tavela, secretaria de políticas universitarias, explicó que esta es la primera vez que se hace un trabajo así, y que lo que se obtuvo es una herramienta destinada a universidades, sector público y productivo, para que se empiece a pensar una política universitaria más planificada, “no tanto en función de lo que necesitan las universidades sino lo que requieren los estudiantes y el país”.

La investigación toma datos de diversos organismos públicos nacionales y provinciales y está clasificada en siete regiones del país, de acuerdo a la forma en que se organizan los Consejos Regionales de Planificación de la Educación Superior (CPRES), organismos que reúnen a las universidades –públicas y privadas- de cada región, la Secretaría de Políticas Universitarias y los ministerios de educación provinciales. Las regiones son Metropolitana (Capital y Conurbano), Buenos Aires (el resto de la provincia), Centro, Noroeste, Noreste, Cuyo y Sur.

Demanda universitaria insatisfecha por regiones

El trabajo brinda más detalles sobre las subareas que se necesitan en cada región. Las carreras incluidas en este informe son las vinculadas con el sector productivo. Una segunda edición, prevista para el próximo semestre, incorporará las carreras más blandas.

“Hay áreas de vacancia enormes de carreras que se necesitan en el país y no se dictan. Y muchos chicos a veces estudian carreras por tradición, desconociendo que tienen más campo laboral en otras áreas. Tenemos que llegar, junto a las universidades, a hacer una planificación real del sistema”, dijo el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro, que agregó que “de nosotros ninguna universidad tiene que defenderse, porque nosotros venimos del sistema universitario.”

Funcionarios coinciden en la necesidad de flexibilizar las trayectorias universitarias, hacer las carreras más cortas y lograr que un estudiantes que empieza una carrera pueda seguir en otra, o cambiarse de universidad, sin perder las materias que ya dieron. En función de este objetivo, avanza un sistema de reconocimiento académico de los contenidos ya cursados en diversas áreas: este jueves se firmó un convenio entre 37 universidades públicas y privadas de las áreas de Veterinaria, Agronomía, Química y Biología.

Te puede interesar