Investigan negligencias en el impresionante incendio del Sanatorio El Carmen

Sociedad 20 de mayo de 2018
Al parecer habrían estado trabajando con máquinas de soldar y se quemó un colchón. Si bien no hubo que lamentar heridos, el pánico convulsionó la ciudad y el centro salteño.
8 de marzo

Después del caos siguen las acciones investigativas tendientes a desentrañar los motivos que provocaron el incendio en una parte del área de Terapia Intensiva del Sanatorio El Carmen, hecho ocurrido el viernes antes de las dos de la tarde. No hubo que lamentar heridos, solo intoxicados leves; sin embargo el pánico extremo que vivieron los pacientes y empleados del lugar, sumado a un importante número de salteños que se acercó para ayudar, generó un universo de horror y desesperación en pleno centro salteño. Según fuentes investigativas consultadas por El Tribuno, una serie de negligencias habrían provocado el siniestro que estuvo cerca de ser una tragedia.

La fuente señaló que previo al desastre en el primer piso del Sanatorio había gente trabajando con máquinas de soldar en la parte posterior de la zona donde se ocasionó el incendio. Al parecer, algunas chispas hicieron contacto en el colchón de una de las camas que no estaban ocupadas -según personal del Sanatorio se quemaron las camas 11 y 12-, lo que generó el foco ígneo. El fuego causó combustión y un rápido calentamiento en el sector, los vidrios comenzaron a estallar y un tubo de oxígeno que estaba vacío, según personal del instituto, también explotó.

Personas corriendo de un lugar a otro, gritos y mucha angustia fueron parte de las escenas de terror vividas el viernes después del mediodía en la intersección de la avenida Belgrano y calle 25 de Mayo, donde está ubicado el Sanatorio El Carmen. El área que sufrió mayores daños -prácticamente no quedó nada sano- está ubicada sobre esta última calle, por allí una lengua de fuego muy pronunciada salía por una de las dos ventanillas. Lo que más daño causó no fueron las llamas sino el intenso y pesado humo negro que rápidamente se diseminó en el lugar.

Ambulancias, dotaciones de bomberos, móviles policiales y de Defensa Civil llegaron rápidamente para desplegar un eficaz operativo, los 40 pacientes y parte del personal que en ese momento estaba en el Sanatorio pudo ser evacuado sin inconvenientes y trasladado a diez centros de salud de esta ciudad. Rostros manchados por el fuego y los elementos que se desprenden del mismo como el hollín, entre algunos bomberos se pudo escuchar que si el tubo de oxígeno hubiese estado lleno podrían haber lamentado una verdadera masacre. Habrá que seguir con las líneas investigativas y analizar lo ocurrido el viernes en el Sanatorio para que nunca más un hecho de semejante naturaleza vuelva a suceder.

 

Te puede interesar