Camino a Rusia: Conocé a los elegidos por Jorge Sampaoli

Deportes 21 de mayo de 2018
La lista de Argentina muestra sólo a un puñado de jugadores con actualidades convincentes. Varios son suplentes en sus clubes, sobran inconvenientes físicos y sobrevuelan fantasmas anímicos.
argentina

Sergio Romero: el arquero que más defendió el arco de la Selección en toda su historia es suplente en el Manchester United y también miró desde el banco el sábado la final de la FA Cup. En su equipo, en toda la temporada sólo jugó 15 partidos. Desde la lesión ante España, el 27 de marzo, apenas disputó uno. A los 31 años, le sobra experiencia y es uno de los referentes de la Selección. Le faltan actualidad y continuidad.

Wilfredo Caballero: a los 36 años, se ganó un lugar por su producción en el amistoso con Italia, jugando con soltura con los pies, algo que Sampaoli valora mucho. Igual que Romero es suplente en Inglaterra, en su caso en el Chelsea. También como Chiquito, el sábado observó desde afuera el choque decisivo por la FA Cup y atajó muy poco últimamente: sumó tres encuentros en su club desde aquella paliza sufrida ante España (le hicieron cinco goles).

Franco Armani: nació en Casilda, igual que el entrenador. Sin embargo, con la misma edad que Romero pero a diferencia de Chiquito, llega al Mundial sin citaciones previas de Sampaoli y sin antecedentes celestes y blancos. Acumula 20 partidos en este 2018. Siempre de arranque. Siempre híper convincente. El poder de sus atajadas en River, ganadoras en casi todos los partidos, lo impulsa a un lugar que inclusive lo pone en la pelea para ser titular en Rusia.

Gabriel Mercado: Sampaoli lo adora por el coraje, la personalidad y el juego aéreo. Ya lo había dirigido en el Sevilla. En el esquema con cuatro defensores, lo imagina de lateral derecho aunque su fuerte no es la proyección. Además, será una alternativa como primer marcador central. La duda es física en su caso: el 12 de este mes, en el clásico contra el Betis, sufrió una lumbociática incapacitante. El jugador y el cuerpo técnico de la Selección creen que arribará bien al Mundial. Habrá que ver.

Nicolás Otamendi: tan infaltable como clave en el Manchester City, el ex Vélez se transformó en la máxima columna defensiva de la Selección. Pieza decisiva en la salida clara desde el fondo (ítem potenciado por Pep Guardiola) y en el juego aéreo defensivo y ofensivo. A los 30 años, resulta indiscutido atrás.

Federico Fazio: semifinalista de la Liga de Campeones de Europa con la Roma, el ex Ferro garantiza altura (mide 1.95) para exprimir abajo y arriba. Se perfila como el socio de Otamendi en el corazón de la defensa. La duda que lo envuelve pasa por si en algún momento la Selección debe defender en espacios grandes ante rivales con poderoso contraataque.

Nicolás Tagliafico: mudarse en este 2018 al fútbol holandés y desempeñarse como lateral izquierdo en el Ajax (15 partidos en este año y un gol), le abrió al ex Banfield e Independiente la puerta de la Selección, tanto que se insinúa para arrancar de "3"en el debut contra Islandia. Puede entregar claridad por la banda.

Cristian Ansaldi: una de las sorpresas en la lista final de 23. La decisión de abandonar la idea de jugar con tres defensores para hacerlo con cuatro, más la ausencia de laterales con verdadero oficio y proyección y las dudas abiertas por la lesión de Mercado, llevaron a Sampaoli a elegir al ex Newell's. A los 31 años, ya pasó por el fútbol ruso, por el Atlético de Madrid, por el Genoa y el Inter de Italia. Desde mediados de 2017, supo afirmarse en el Torino. Manejar los dos perfiles le permite ser variante para Mercado y Tagliafico. Además, en el cuerpo técnico le valoran la regularidad.

Javier Mascherano: ícono de la Selección, desembarcará con 34 años recién cumplidos en su cuarto y último Mundial. Nadie discute su experiencia e influencia en el grupo. El interrogante pasa por las irregularidades que lo vienen acosando en este 2018 tanto en el juego como en la posición: dejó de ser defensor en el Barcelona y se fue al fútbol chino para ser volante. En la Selección, para Sampaoli primero era marcador central, luego "5", en la lista de 35 lo agendó como defensor y ahora, si bien también es variante en ese lugar, figura como primera opción de reemplazo del lesionado Biglia. Los fantasmas, además, se multiplicaron con su oscuro nivel en el amistoso con España.

Marcos Rojo: va por su segundo Mundial. En este caso, como suplente en los puestos de marcador central izquierdo y también de lateral por esa banda, todo a pesar de su inactividad. A mediados de 2017, fue operado por la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Desde que regresó no fue el mismo. Padeció en el amistoso con España. Viene jugando casi nada. Cómo será que Mourinho en este 2018 sólo lo puso cinco veces de titular y no lo llevó ni siquiera al banco de suplentes el sábado ante el Chelsea.

Marcos Acuña: el ex Racing que este domingo sufrió otro golpe en el Sporting de Lisboa al perder una final, fue clave en los instantes más calientes de las Eliminatorias. A Sampaoli le encanta su personalidad y versatilidad: como Salvio, podría hacer la banda (pero por el otro lado, el izquierdo) en una línea de "3"; podría también sustituir a Di María; y podría ser volante interno zurdo a un costado de Biglia.

Lucas Biglia: Sampaoli ya le reservó la camiseta "5". El gran problema es la lesión que padeció hace un par de semanas (fractura de dos vértebras), acentuada por el golpe en la misma zona que le aplicó el Papu Gómez. Al Mundial irá. ¿Cómo llegará?

Ever Banega: aunque se perdió el Mundial de Brasil sobre la hora, es otro histórico de esta Selección. Le encantan sus cualidades al técnico, pero lo desorientan sus irregularidades. El ex Boca que juega en el Sevilla viajará a Rusia como segundo volante central.

Giovani Lo Celso: el ex Central, con más que bastante rodaje en el poderoso PSG francés y muchas veces como titular, convenció a Sampaoli en los amistosos y se encamina como para ser el acompañante de Biglia en el medio. Hoy le está ganando la pulseada a Banega.

Manuel Lanzini: en el triunfo contra Italia, confirmó todas las expectativas que había generado en el entrenador. El ex River, hoy en el West Ham, casi siempre jugando desde el inicio, es imaginado por Sampaoli como socio de Messi ya sea arrancando por el medio o desde la derecha. Justamente junto a Leo, vio Lanzini desde un palco (estaba lesionado) la goleada sufrida contra España.

Eduardo Salvio: el hombre del Benfica volará al Mundial como una alternativa para la franja derecha, tanto como mediocampista o delantero. A Sampaoli le entrega, además, la posibilidad de hacer la banda por la derecha con una defensa en línea de "3". Como lateral derecho clásico pierde peso por la citación de Ansaldi.

Maximiliano Meza: le ganó la pulseada de Avellaneda a Centurión en la última semana. Lo incluyó Sampaoli en la lista porque puede desempeñarse como volante interno o también moverse bien abierto por cualquiera de las dos bandas. Generó una interesante impresión en el amistoso con España: Meza fue el único que respondió en medio del caos.

Cristian Pavón: la estrella del Boca bicampeón, en la gira de fin de año por Rusia con apenas un ratito en cancha y con una asistencia, ya se había ganado un guiño de Messi. Este año supo sostenerse en un nivel alto en el peor momento de su equipo y lo llevó de la mano al título. Es veloz, retrocede. Tiene muy buena pegada. Juega siempre y no se lesiona. El extremo es muy valorado por Sampaoli.

Angel Di María: una de las máximas ilusiones que tiene Sampaoli. Para el técnico es crucial que Fideo, además de su explosión, encuentre pausa para asociarse. Si en el PSG se hace fuerte, en la Selección todavía más. Eso sí, su tendencia a lesionarse (en especial en tramos definitorios) dispara muchas preocupaciones.

Lionel Messi: el genio. La luz en una Selección que llegará al Mundial con demasiadas incógnitas colectivas. El capitán desembarcará descansado como para acelerar sin inconvenientes en la null de su obsesión: la Copa del Mundo. Lo único que le falta ganar. Será vital oxigenar a Leo, saber rodearlo, alimentarlo, como para reciba lo más cerca posible del área y no se desgaste bajando tanto.

Paulo Dybala: la falta de respuestas colectivas del medio hacia arriba contra Italia y España, gira para la que no había sido convocado, terminó impulsando su convocatoria final. Todo lo bueno que dibuja en la Juventus, como compañero de aventuras de Higuaín, no ha logrado trasladarlo a la Selección. Se lo proyectaba como uno de los socios de Leo, pero hoy aparece como un eventual reemplazante del mejor, en un segundo escalón. De todos modos, es una esperanza. A La Joya jerarquía le sobra.

Sergio Agüero: era el "9" titular de Sampaoli para el Mundial, pero... Sale de una artroscopia en la rodilla izquierda. Aterrizará bien físicamente, aunque la duda es la falta de ritmo futbolístico: sus últimos minutos oficiales se registraron el 10 de abril y la última vez como titular fue el 4 de marzo. Demasiado tiempo. De nuevo, los problemas lo acosan justo en un Mundial.

Gonzalo Higuaín: nadie duda de sus cualidades. Es un centrodelantero sensacional. En la última temporada volvió a ser importante en la Juventus con 22 gritos. Sin embargo, a partir del primer amistoso de la Selección frente a Italia y hasta hoy, en los últimos dos meses protagonizó 14 partidos y sólo convirtió un gol. Fue el 3-2 al Inter de Icardi sobre la hora. Lanzó a la Juve a la conquista de otro Scudetto. Fue clave, pero fue sólo uno. Preocupan esa sequía, pero mucho más los fantasmas celestes y blancos que siguen acosándolo por sus imperfectas definiciones en las finales perdidas.

Te puede interesar