Bitcoin: la evolución del dinero

Tecnología 23 de mayo de 2018
Estamos viviendo un proceso de cambios sensibles en el sistema económico mundial. Y las criptomonedas son protagonistas.

El surgimiento del Bitcoin, la tecnología Blockchain (que es el tipo de tecnología que surgió de esa criptomoneda), y una enorme cantidad de criptodivisas (se calcula que en la actualidad existen más de 3000), tuvieron sus inicios allá en 2008, curiosamente, luego de la Crisis Inmobiliaria de Estados Unidos, que hizo tambalear el sistema financiero mundial y llevó a muchos a preguntarse qué tan seguro es el sistema bancario y financiero tradicional.

Desde aquella fecha hasta ahora estamos viviendo un proceso donde se manifiesta que puede haber cambios muy sensibles en un sistema económico mundial que todavía tiene a muchas personas excluidas del sistema bancario y financiero, y que tiene cautivas a muchas otras.

Así como el surgimiento de Internet modificó modelos de negocios y empresas, o industrias y formas de comunicación, así también la denominada tecnología Blockchain está dando espacio para el surgimiento de un patrón económico diferente, con características entre las que sobresale la descentralización, es decir, la eliminación de intermediarios.

Todo esto, sumado a un crecimiento exponencial del valor del Bitcoin (la criptomoneda más conocida) durante el año 2017, se hace necesario educar a los usuarios y consumidores, sobre una opción que, como mínimo, ayudará a la transparencia, el ahorro, el consumo y las inversiones.

Teniendo en cuenta que a nivel mundial son millones las personas que están por fuera del sistema bancario y que aquellos que están en dicho sistema, muchas veces son cautivos de abusos de las empresas, en costos y gastos de mantenimiento, es que se hace necesario aprender sobre un tema que tiene cada vez más importancia.

fernando quiroz



¿Qué es?

Se podría decir que el Bitcoin nació oficialmente el 11 de febrero de 2009. En esa fecha alguien que firmó como Satoshi Nakamoto (no se sabe si fue una sola persona o un grupo), hizo público un manifiesto con las características de una iniciativa muy disruptiva. El white paper puede encontrarse en este link: https://bitcoin.org/files/bitcoin-paper/bitcoin_es_latam.pdf

En el libro "Homo Hacker", Ernesto Van Perborgh expone algunas ideas centrales de ese manifiesto, que se transcriben a continuación:

“He desarrollado un nuevo sistema de dinero electrónico peer-to-peer (P2P), de código abierto, llamado Bitcoin. Es completamente descentralizado, sin servidores ni garantes de confianza centrales, porque todo se basa en criptopruebas, en lugar de confianza. (…)

La raíz del problema con moneda convencional es la confianza que se requiere para hacer que funcione. El Banco Central debe ser de confianza para no devaluar la moneda, pero la historia de las monedas fiduciarias está llena de violaciones de esa confianza. Los bancos deben ser de confianza para mantener nuestro dinero y transferirlo electrónicamente, pero lo prestan en oleadas, creando burbujas de crédito con apenas una fracción de él para hacerlo. Tenemos que confiarles nuestra privacidad, confiar en que ellos no dejarán que ladrones de identidad drenen nuestras cuentas, y esto tiene enormes gastos fijos que hacen que los micropagos sean imposibles.

Hace una generación, los sistemas tuvieron un problema similar: antes del encriptado, los usuarios tenían que depender de contraseñas para proteger sus archivos, y depositar la confianza en el administrador del sistema central que mantenía su información privada. La privacidad siempre podía ser anulada por este administrador, basado en su juicio personal o influenciado por otras preocupaciones o por orden de sus superiores. Luego aparece la encriptación disponible para las masas, y la confianza ya no es necesaria. Los datos pueden ser asegurados de una manera que hace físicamente imposible que otros puedan acceder.

Es hora de que tengamos el mismo sistema para el dinero. Con las e-monedas, basado en una prueba criptográfica, sin la necesidad de confiar en un tercer intermediario, el dinero puede estar seguro y contar con transacciones sin esfuerzo". (1)

Hemos llegado a un punto de la historia económica donde surgió algo que para algunos era impensable: la división entre moneda y Estado, y la prescindibilidad de intermediarios bancarios.

Referencia bibliográfica:
(1) – VAN PEBORGH, Ernesto. 2017. Homo Hacker. Editorial Paidós. Buenos Aires, Argentina.

Por Fernando Quirós, director de www.criptotrends.com, para InformateSalta
Contato:
www.ferquiros.com
www.criptotrends.com

Te puede interesar