La Curvita tendrá luz y recibirá ayuda

Municipal 26 de mayo de 2018
A última hora de la tarde de ayer, Mario y Rogelio Segundo fueron liberados, luego de ser indagados por el juez Aramayo.
seba

Después de un jueves de furia en el Chaco salteño, que dejó dos detenidos y decenas de heridos con balas de goma por acción de la Infantería Provincial en su misión de despejar el paso en la ruta 54, se supo que los dirigentes wichis Mario y Rogelio Segundo fueron liberados a última hora de la tarde de ayer en Aguaray.

Todo ocurrió al mediodía del jueves en la nueva Curvita, Santa Victoria Este, en un tramo de la ruta provincial 54 que permanecía cortado hace una semana por comunidades originarias damnificadas por las inundaciones de enero, que reclamaban alumbrado público, un generador de energía para las aulas móviles y un puesto de salud.

Ayer, el juez Nelso Aramayo indagó a los detenidos, acusados de resistencia a la autoridad e interrupción de las vías de comunicación. Mientras tanto, en la zona de asentamiento de las seis comunidades, donde pernoctan en carpas de plástico hace cuatro meses, hubo manifestaciones con pancartas en contra de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad sin mediar palabra, y pidiendo la liberación de los referentes comunitarios, lo que finalmente ocurrió.

Para llevar tranquilidad a las familias, desde el Ministerio de Asuntos Indígenas de la Provincia informaron que ya llegó un grupo electrógeno a La Curvita para cubrir las necesidades de las aulas móviles que se quedaron sin generador de energía; además aseguraron que entre el lunes y el martes próximo estará instalado el alumbrado público que solicitaron con enorme vehemencia las comunidades asentadas, sobre todo porque se encuentran en el monte donde abundan las víboras coral y cascabel, y temen por los chicos que deben concurrir de noche a las aulas móviles a tomar clases de nivel secundario.

Mientras la violencia se desataba en Santa Victoria Este el jueves, el Gobierno salteño se apresuró a publicar un parte de prensa que daba cuenta de un convenio firmado entre el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el Ministerio de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social de Salta, para destinar fondos atendiendo a la emergencia climática que afectó a comunidades de Santa Victoria Este. "El Gobierno nacional, a través de la Secretaría de Articulación de Política Social, destinará 2.500.000 pesos, sumados al aporte provincial de 5 millones, para la compra de materiales de construcción, entre los que figuran chapas, tirantes, aberturas, ladrillones, cemento, cal, arena, entre otros, respondiendo a la necesidad de la comunidad de La Curvita, que fue la más afectada y no pudo volver a su lugar de origen debido a los destrozos que causó el desborde del río Pilcomayo en enero pasado".

La ministra Edith Cruz explicó que "la intención es comprar los materiales y trabajar junto a las comunidades en la construcción de estas mejoras en el corto plazo, brindando contención a las más de 400 familias afectadas".

Por su parte, el representante de Nación, Guido Urruchua, explicó que "en las próximas semanas la Provincia contará con estos fondos, destinados a atender la situación de vulnerabilidad de las familias frente a las consecuencias de la emergencia".


Fuente de la Información: El Tribuno de Salta

Te puede interesar