Caso Jimena Salas: nuevos indicios refuerzan la hipótesis del robo frustrado

Justicia 27 de mayo de 2018
En un nuevo contacto de investigadores con vecinos de Vaqueros, retomó fuerza la hipótesis del robo frustrado como el escenario en que Jimena Salas fue asesinada a cuchilladas el 27 de enero de 2017, lo que motivo un nuevo oleaje con la difusión de un retrato en particular.
Jimena Salas
Jimena Salas

A ello se suman otro indicio que se advierte en un afiche, también difundido en las últimas horas, en el cual se distingue un escudo en particular en un llavero que portaba uno de los asesinos que visitó la casa de Jimena con un perro supuestamente extraviado, excusa utilizada por los criminales.

Se trata de un escudo del club Gimnasia y Tiro, lo cual indica que los asesinos serían de esta ciudad, un dato importante y alentador para los investigadores, quienes, de esta manera, comienzan a achicar el radio de pesquisa en torno a este brutal crimen.

A partir de estos nuevos indicios, la fiscalía difundió el viernes pasado el retrato de uno de los sospechosos que el 27 de enero del año pasado, poco antes de las 13, se presentó en la casa de Salas, en el barrio San Nicolás, en la localidad de Vaqueros.

afiche sospechoso crimen Jimena Salas

Este sujeto, junto a un cómplice y movilizados en un vehículo, visitaron ese mediodía la casa de una vecina de Jimena, a quien eligieron en primer lugar que hacer su truco, el que consistía en mostrar a un perro supuestamente extraviado y así lograr que las víctimas bajen la guardia, para luego poder robar o sacarles dinero de alguna manera.

Para ello, los delincuentes no utilizaron un perro cualquiera sino uno adorable, como el ejemplar que llevaron ese mediodía: un ejemplar de la raza Caniche Toy, color cenizas, el que presentaba incluso un collar y buen aspectos, lo suficientes para convencer a sus víctimas de que el dueño podría ser  alguien de la zona.

Probablemente, el perro sería de algún familiar o amigo de los asesinos, quienes lo utilizaban para este tipo de maniobras, aunque no se descarta que su verdadero dueño esté realmente al tanto del uso de esta pequeña mascota.

Este cuento, según los investigadores, no es nuevo sino conocido, aunque no haya denuncias de vecinos, tanto de Vaqueros como de localidades vecinas ni tampoco de la ciudad, en la que se describa esta maniobra, al menos como se pudo advertir en este caso.

Si hay antecedentes de que este ardid, utilizado como excusa para delinquir, fue utilizado en Jujuy, lo cual hizo que los investigadores se trasladaran hasta esa vecina provincia a fin de de verificar los hechos y obtener, tal vez, alguna pista que les pueda abrir el caso en Salta.

La gestión se hizo, pero no se pudieron obtener datos relevantes como para iniciar una pesquisa aquí. No obstante, la visita no fue del todo un desperdicio para los investigadores, quienes volvieron a centrarse en este truco en busca de obtener más pistas.

Te puede interesar