Las investigaciones y detenciones por corrupción en España, salpican a Salta

Internacionales 28 de mayo de 2018
El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, dijo que se trata de "casos aislados" las tramas de corrupción protagonizadas por integrantes del PP. Uno de ellos tiene vínculos con una importante empresa radicada en Salta.
1527484935_700811_1527516579_noticia_fotograma
Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional - El País España

El PP de Rajoy intenta separarse de las tramas de corrupción protagonizadas por exintegrantes del partido convirtiéndolas en un asunto del pasado. Son episodios de la etapa de José María Aznar, aseguran desde la sede nacional de Génova, donde se recrimina al expresidente que no rompa su silencio e intervenga en público para asumir su responsabilidad en el nombramiento de los altos cargos que han sido investigados por corrupción.

Mientras tanto, la Audiencia Nacional de España ordenó hoy el ingreso en prisión incondicional para el extesorero del PP Luis Bárcenas, el exalcalde Guillermo Ortega y el exconsejero de Madrid Alberto López Viejo, mientras que otros ocho condenados por el caso Gürtel -para los que la fiscalía ha pedido su ingreso en la cárcel- tendrán que esperar a este miércoles para conocer la decisión de la Sala Segunda de lo Penal.

Un total de 15 condenados por esta causa han desfilado hoy ante el tribunal para conocer su horizonte penal. Mientras, la moción de censura del PSOE a Mariano Rajoy se celebrará el jueves 31 de mayo y viernes 1 de junio. 

El caso Gürtel

El juicio central del caso Gürtel, la trama de corrupción política más extensa y profunda de la historia democrática española, ya tiene sentencia.

Por ello, la Audiencia Nacional condenó el pasado jueves a 51 años de cárcel a Francisco Correa, cuya red de empresas anidó en el PP nacional durante el aznarismo y que trasladó su actividad a la Comunidad Valenciana tras la llegada de Mariano Rajoy a la presidencia del partido. El extesorero del PP Luis Bárcenas ha recibido una pena de 33 años de prisión por esconder a Hacienda el fruto de años de comisiones ilegales y apropiarse de fondos de la caja b del partido, cuya existencia ha certificado por primera vez un tribunal. El propio PP nacional, como persona jurídica, ha resultado condenado como beneficiario de este “sistema de corrupción institucional”.

La sentencia supone el cierre de un capítulo fundamental en el grueso tomo de casos de corrupción que tiene el PP desde hace una década. El fallo, uno de las más duros que se recuerdan en casos de corrupción, con 29 de los 37 acusados con penas que suman 351 años de prisión, tendrá una repercusión política inmediata.

Bárcenas declarando ante el tribunal

Quién es Bárcena

Es una condena histórica por ser la primera contra Luis Bárcenas y contra el Partido Popular. El Tribunal castiga a 33 años y 4 meses de cárcel con multas por más de 44 millones de euros al extesorero del PP y a 15 años a su mujer, Rosalía Iglesias. Considera a la formación responsable civil a título lucrativo –se benefició de los delitos, aunque no los cometió.

El Tribunal considera acreditado que durante esos años entre el Grupo Correa y el Partido Popular se tejió en esos territorios una estructura de colaboración estable y consistente en prestación de múltiples y continuos servicios relativos a viajes, organización de eventos, dentro de la normal actividad de dicho partido político.

Los jueces concluyen que la operativa de los acusados se convirtió en un mecanismo generalizado de emitir facturas que no respondían a servicios reales o infladas, pese a lo cual se abonaban con cargo a los fondos públicos municipales. Destacan la influencia que tenían Luis Bárcenas y Jesús Merino sobre otros cargos del PP y de la que se aprovecharon Francisco correa y su número dos, Pablo Crespo para conseguir adjudicaciones públicas a favor de sus empresas.

El Tribunal explica que desde el año 2000, Luis Bárcenas desarrolló por su cuenta y en colaboración con su esposa Rosalía Iglesias, que también resulta condenada, una actividad dirigida a enriquecerse de forma ilícita, intermediando en otras adjudicaciones y apropiándose de fondos del PP, que ocultó a través de un entramado financiero en Suiza, que luego afloró mediante la simulación de distintas operaciones comerciales y que destinó a pagos en efectivo, de manera opaca para la Hacienda Pública.

Bárcenas y sus vínculos con Salta

Fue un inspector de Hacienda del Estado ha confirmado este jueves en el juicio del caso Gürtel ingresos en cuentas del extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas de diversas cantidades de dinero relacionadas con la trama de corrupción.

Este perito elaboró el informe aportado a requerimiento judicial a esta causa en la que se investiga la trama encabezada por Francisco Correa, cuyas empresas obtenían presuntamente contrataciones públicas gracias a la intermediación de políticos del PP a cambio de comisiones.

En sus conclusiones provisionales la Fiscalía pide para Bárcenas 42 años y medio de prisión y estima que llegó a acumular en cuentas de Suiza 48,2 millones de euros y que trató de justificarlos con la compraventa de obras de arte e inmuebles y con inversiones en Bolsa. En concreto el citado perito ha sido preguntado por la fiscal por entregas de dinero de Correa a Bárcenas y por los ingresos en cuentas bancarias de éste en Suiza, así como por viajes que empresas del primero pagó al extesorero del PP.

El inspector ha recordado que la salidas de dinero a cuentas de Bárcenas en Suiza comenzaron en la primavera de 2009 y ha destacado siete transferencias en 2012 desde la sociedad La Moraleja, radicada en Salta, Argentina, a la empresa Conosur Land, de Bárcenas y de su esposa, Rosalía Iglesias, también acusada, por un total de 89.526 euros, y a nombre de algún otro familiar del extesorero del PP.

El perito ha recordado que en 2005 desapareció el nombre de Bárcenas como titular de sus cuentas suizas y se hizo figurar como tal una fundación panameña.

La Moraleja

Según la documentación remitida por Suiza a la justicia española, Bárcenas habría dicho en el banco suizo del que era cliente al menos desde 2001 que retiraba fondos “para invertir en empresas de producción citrícola en Argentina” y en la “adquisición de maderas preciosas en Brasil” y habría acreditado, mediante una carta, que Ángel Sanchís era amigo y socio. Sanchís fue tesorero del PP hasta 1988 y se vio afectado por el escándalo Naseiro de financiación ilegal del partido mediante el cobro de comisiones. No llegó a ser condenado y se largó a vivir a Argentina, donde tenía trato y amistad con el dictador Videla y había adquirido una gran extensión de terreno en el norte de la provincia argentina de Salta, que puso en explotación con el nombre de La Moraleja.

El hijo de Sanchís y titular de la explotación negó ayer con gran contundencia que Bárcenas y su mujer, Rosalía Iglesias, fueran accionistas o tuvieran participación alguna en la próspera explotación de cítricos y leguminosas. Sin embargo, en la investigación que dirige el juez Ruz figura una transferencia de un millón de euros a una cuenta del HSBC en Nueva York a nombre de la empresa Brixco, la exportadora de cítricos de La Moraleja.

Bárcenas creó en mayo de 2011 la sociedad Cono Sur Land al tiempo que su “no socio” Sanchís comunicó al ministerio de Desarrollo económico de Argentina que su empresa iba a invertir en la próxima década 50 millones de dólares en la construcción de una nueva represa y a ampliar el riego a 4.000 hectáreas de plantaciones en la Moraleja. También comunicó la construcción de un parque industrial, con una planta de petróleo y otra de alcohol a base de maíz, interesadas en asentarse dentro de las 30.000 hectáreas de La Moraleja. 

Te puede interesar