Muerte en Santa Agatha: “Brandoni trabajó en la ilegalidad y clandestinidad”

Justicia 13 de junio de 2018
Carlos Saravia, abogado de la familia de María Cristina Ulibarri dijo que una junta médica analizará el caso. Además el Colegio de Médicos dijo que la práctica debía hacerse con la presencia de un anestesista.
María Cristina Ulibarri
María Cristina Ulivarri, la víctima.

Luego de que la médica Norma Brandoni diga que la muerte de María Cristina Ulivarri, ocurrida hace dos meses dentro de su consultorio, fue por una causa ajena a la punción que le realizaba para aliviar su dolor cervical, el abogado de la víctima Carlos Saravia denunció: “Brandoni trabajó en la ilegalidad y clandestinidad”.

En diálogo con InformateSalta contó que la autopsia concluyó que “la señora falleció por una complicación cardiovascular, nuestro perito dice que esa complicación es un efecto secundario de la práctica a la que estaba siendo sometida, los otros peritos no concluyeron nada. La realidad es que ella entró sana y salió muerta,  lo que se analiza es el contexto”.

El letrado aseguró que la médica no podía saber ni ahora aducir que la paciente tenía problemas cardíacos porque “nunca le pidió una estudio previo, estas son las faltas médicas en las que incurrió. Tampoco tienen historia clínica, no le hicieron firmar un consentimiento informado, tampoco sabían si era alérgica a algo”, disparó.

Saravia abogado

Para despejar dudas, el fiscal que investiga ordenó que se constituya una junta médica que analice paso a paso lo ocurrido. Mientras tanto, Saravia explicó que la médica declaró hace dos semanas. “La señora no logra dar respuestas satisfactorias de que se trataba de un acto médico, se le preguntó por qué no tenía historia clínica y dijo que no las hacía, luego si le pidieron el conocimiento informado dijo que seguro estaba ahí (por el centro médico), cuando en realidad su socia al momento de la inspección ocular aseguró que no se le pedía a nadie el consentimiento informado y reitera que no hay riesgos, eso es grave, sigue pregonando las bondades de una práctica médica que determinó la muerte de una persona”.

Infraestructura y reanimación

Respecto a las manobras y la falta de infraestructura para asistir a Ulivarri dentro del consultorio “desmintió todo cuando no la pudo reanimar en términos plenos porque no tenía el desfibrilador, tampoco la intubó porque no tiene pericia médica, es una especialista en diagnóstico por imágenes pero lo cierto es que puesta en una situación de emergencia no pudo actuar,  el intubador quedó guardado en la administración y hasta tenía polvo porque no lo usó nadie”, dijo el letrado.

centro medico santa agatha

En ese contexto anunció que el Colegio de Médicos se expidió e informó que ese tipo de práctica se tiene que realizar con asistencia de un anestesista. “Aún está pendiente el informe de la habilitación como centro de salud. Ella está ofendida por una publicación periodística pero no tenía habilitación ni nada para asistirla, yo a esta señora no le encomendaría ni un desmayo. No tenían el equipamiento”.

Imputaciones

Finalmente dijo que persistirán con la carátula de homicidio simple y ademán anunció que tras su declaración tomaron la decisión de “pedir la imputación de la técnica radiológica, una chica de apellido Tapia que Brandoni aseguró la asistió en todo momento”.

Te puede interesar