Aborto: “El Estado no tiene que pensar en lo que pierde sino en lo que gana”

Legislativa 13 de junio de 2018
Así lo manifestó Malvina Gareca, referente de MuMaLá en Salta, luego del inicio de una de las sesiones más importantes de la Cámara de Diputados. Movimientos a favor de la legalización del aborto realizan una vigilia frente a la Legislatura salteña.
malvina gareca - aborto legal

La “ola verde”, como el feminismo denomina a las manifestaciones en favor de la despenalización y legalización del aborto libre y gratuito, se hace presente con fuerza en distintos puntos del país, a la espera del momento en que los diputados nacionales manifiesten su voto a favor o en contra del proyecto de ley.

A pocos minutos del inicio de la sesión en el Congreso Nacional, InformateSalta dialogó con Malvina Gareca, referente de Mumala en Salta, quien destacó que se trata de un momento histórico. “Tenemos muchas expectativas porque por primera vez se está debatiendo un derecho tan importante para las mujeres. Sabemos que los votos están muy parejos”, señaló.

Mujeres y hombres con carteles y pañuelos verdes se acercan poco a poco a la plaza de la Legislatura, donde con pantallas y equipos de sonido, se realiza una vigilia para acompañar la sesión. “Vamos a estar acá hasta las 21 horas y después vamos a ir al centro cultural “Pata Pila”, para quienes quieran seguir la sesión. Sabemos que va a ser una discusión larga donde se estará definiendo en la madrugada o la mañana del jueves”, invitó.

Con respecto a la posibilidad de que la ley alcance hoy la media sanción, Gareca dijo: “Los cambios no son fáciles de asimilar pero es una realidad, es una problemática que la tenemos muy presente en Argentina y que en muchos otros países ya se ha avanzado. Nosotros también necesitamos avanzar. El empuje que está teniendo la ola verde viene de la mano de muchos jóvenes que entienden que defender el aborto legal es estar en contra del aborto clandestino”.

Sobre las visiones contradictorias acerca del aborto y las críticas que lo definen como un genocidio moderno, la mujer consideró que “hay visiones muy teñidas por la religión y por cuestiones personales, y no puede ser que eso nos guíe como país, no puede ser lo que nos guíe en las leyes que deben proteger a todas y todos los ciudadanos, sobre todo las mujeres que están en peligro cuando se encuentran en una situación de aborto clandestino”.

Más allá de los argumentos éticos y religiosos que rechazan el aborto, algunos legisladores también plantearon la problemática económica que representaría la gratuidad de los procedimientos de interrupción del embarazo.

“Con la cantidad de internaciones que hay hoy por aborto clandestino hacen que el Estado deba invertir desde la Salud Pública, por lo tanto no hay que verlo desde el punto de vista económico. También hay que atender a todo lo que pedimos a la par del aborto, la educación sexual integral, métodos anticonceptivos para evitar llegar a una situación de interrupción del embarazo. El Estado no tiene que pensar en lo que pierde sino en lo que gana”, expresó.

Te puede interesar