Aborto: en un final muy ajustado, un indeciso define la votación

Legislativa 14 de junio de 2018
Las horas pasan y la paridad no se quiebra. La Cámara de Diputados continúa debatiendo el proyecto de legalización del aborto, en un escenario cargado de incertidumbre, en el que sólo uno o dos votos separan el rechazo a la reforma del apoyo a la iniciativa.
emilio monzo - escritorio -aborto

Con apenas un diputado que se mantiene como indeciso, el resultado de los conteos previos depende del sector que haga el cálculo. El relevamiento de La Nación indica que hay 128 a favor, 126 en contra, una abstención y un indeciso. Los nombres varían. 

La definición sigue en manos de los indecisos. La orientación de esos diputados es la gran incógnita de la sesión. En ese grupo, de contornos difusos, figuraba Inés Lotto (FPV-Formosa), que se acaba de definir en contra del proyecto, y Javier David (Argentina Federal-Salta), que se mantiene aún en ese lugar

En simultáneo, algunos diputados habían fijado su postura a favor o en contra y están revisando su posición. Los referentes de uno y otro sector pasan más tiempo fuera del recinto que adentro. Las gestiones no se detienen. 

También hay acusaciones solapadas. Diputados del oficialismo que respaldan el proyecto atribuyeron al presidente del bloque de Pro, Nicolás Massot, haberse pasado de la raya en las gestiones para conseguir votos en contra. Él negó las acusaciones. Los contratos en la Cámara baja no los maneja él, sino el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó. 

Por su parte, Monzó llegó al recinto a la mañana acompañado por un crucifijo que ubicó en su escritorio y del que se hicieron eco las redes sociales al pensar que, si él tuviese que desempatar la votación, votaría en contra del proyecto. Horas después, el representante de Cambiemos sumó un fibrón verde y otro celeste a la mesa, en alusión las dos posturas que se dan en el debate. 

Se interpretó que lo hizo para dejar en claro que su eventual voto no estaba definido.

Te puede interesar