El día que el monóxido de carbono se cobró 5 vidas en Salta

Sociedad 20 de junio de 2018 Por
El 20 de julio de 2004, un matrimonio y sus tres hijos fueron encontrados sin vida en su departamento de barrio Don Emilio. La familia completa murió a causa de una intoxicación provocada por un calefón defectuoso.
familia varela
Departamento donde murió la familia Varela

En 2004 perdí a un amigo, Rodrigo era el hermano del medio de la familia Varela, mi vecino del departamento 15 del block 2 de barrio Don Emilio, uno de los primeros que conocí cuando me mudé. Pero no se fue solo sino con sus padres y sus dos hermanos, todos fueron encontrados sin vida el 20 de julio de ese año dentro de su casa.

Ese día, una vecina tocó su puerta, no recibió ninguna una respuesta pero sintió un fuerte olor a gas, por lo que decidió llamar a un familiar, quien al llegar se encontró con el panorama desolador. En ese momento donde tener un celular era un lujo y WhatsApp no existía, nadie había notado nada raro ni mucho menos nos hubiéramos imaginado que la familia entera había fallecido.  

Quedaron en mi memoria los gritos, las corridas y el desconcierto que había en el edificio. Las cámaras de televisión, incluso la de medios nacionales, no tardaron en llegar. Apenas entraba en la adolescencia y mis padres no me dejaron salir pero me asomé detrás de la cortina del balcón y de igual manera presencie todo.

Todavía escucho la voz entrecortada de mi papá y recuerdo las lágrimas que derramó mientras leía en un conocido diario salteño como habían sido encontrados. Uno de los chicos estaba abrazado a sus padres en la cama, Rodrigo estaba en su cama cucheta y su hermano mayor estaba tirado en el pasillo del departamento.

Según se conoció días después, fue un calefón defectuoso, la falta de ventilación y un asesino silencioso, del que  poco se conocía en ese entonces, el que se los llevó: sufrieron una intoxicación por monóxido de carbono.

Habrá sido coincidencia o no, Rodrigo murió el Día del Amigo, un día diferente, triste pero que nos encontró más unidos que nunca. Todos fuimos a despedirlo con nuestros corazones destrozados y en medio de un mar de lágrimas de su abuela, una mujer mayor que no encontraba consuelo.

Pasaron casi 14 años amigo querido, no me quedó ni una sola foto tuya, partiste mucho antes que Facebook, Instagram y Twitter nos hicieran retratar cada minuto, cada buen momento que nos regala la vida, sin embargo, en mi mente tu sonrisa quedó registrada de tal manera que no necesito mirar ningún papel para recordarte. Algún día nos volveremos a encontrar y nos fundiremos en un abrazo que no tendrá fin.

intoxicacion

 Recomendaciones para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono

La muerte por inhalación de monóxido de carbono se relaciona con el mal uso de braseros, artefactos a gas mal instalados o con funcionamiento deficiente. Por esta razón, se debe hacer hincapié la prevención aireando los ambientes, puesto que una liberación prolongada de este gas podría llegar a ser imperceptible y letal.

El monóxido de carbono se origina en artefactos que queman gas, carbón, leña, querosén, alcohol o cualquier otro combustible. Es un gas que no tiene olor ni color, se encuentra en el humo de la combustión que producen braseros, estufas a gas y otros sistemas de calefacción, velas, vehículos con motor encendido, etc.

Por eso es muy importante no mantener los ambientes completamente cerrados, a fin de evitar la acumulación de monóxido de carbono.

Se recomienda hacer limpiar y revisar los artefactos de calefacción por gasistas matriculados antes de ponerlos en funcionamiento y no utilizar hornallas u hornos de cocina para calentar los ambientes.

En los casos en que se utilice brasero, éste debe ser encendido fuera de la casa y entrarlo sólo cuando el carbón está completamente prendido, manteniendo una ventana abierta para permitir la circulación de aire. No dejarlo en el interior, sobre todo cuando se va a dormir.

Monóxido

Nunca se debe dormir con velas o braseros encendidos, ya que al riesgo de intoxicación por monóxido se suma la posibilidad de incendio. Tampoco se debe instalar el calefón en el interior del baño. La salida al exterior de calefones y calefactores debe ser controlada periódicamente.

La llama de hornallas debe ser siempre azul, si tiene color amarillo o anaranjado es por la presencia de monóxido de carbono y en ese caso se debe revisar los artefactos.

Se recomienda también revisar chimeneas, ya que algunas aves pueden construir su nido en ellas y obstruir la salida de los gases.

Otro cuidado que se debe tener es no encender el motor de vehículos en lugares cerrados, ya que el humo del caño de escape produce alta concentración de monóxido de carbono.

 El monóxido provoca dolor de cabeza, mareos, debilidad, náuseas, vómitos, dolor en el pecho, confusión y pérdida del conocimiento. Las personas dormidas pueden morir sin llegar a reaccionar.

Ante la sospecha de intoxicación se debe retirar de inmediato a la persona del ambiente contaminado, ventilar el lugar y llevarla al centro de salud más próximo o solicitar ayuda al Sistema de Emergencias 911.

Te puede interesar