Francia le ganó a Bélgica y es el primer finalista del Mundial de Rusia

Mundial Rusia 2018 10 de julio de 2018
En San Petersburgo se enfrentaron dos de las mejores selecciones del certamen en una semifinal espectacular. A los 51' Umtiti abrió el marcador y convirtió el primer gol del partido.
gol de Umtiti

Francia y Bélgica chocan en San Petersburgo en la primera semifinal del Mundial de Rusia 2018, en un duelo de candidatos con estilos similares. Del otro lado, el miércoles definirán Ingaterra y Croacia al otro finalista. 

Los belgas, de la mano del seleccionador español Roberto Martínez, alcanzaron unas semifinales mundialistas por segunda vez en su historia. En la primera en 1986, la Argentina de Diego Maradona les privó de la final. 

"Una semifinal del Mundial es un momento único en la carrera de un jugador", admitió Martínez en conferencia de prensa este lunes, destacando también que Francia "se parece a nosotros en muchos aspectos, sobre todo por las grandes individualidades" en ambos equipos. 

Tras dos fracasos consecutivos en el Mundial 2014 y la Eurocopa2016, la 'generación dorada' belga parece llegar en plena madurez y tiene la oportunidad histórica de luchar por el título. 

En los primeros minutos el que tomó la iniciativa fue el elenco comandado por RobertoMartínez. La categoría de Eden Hazard era la herramienta principal de los Diablos Rojos para amenazar a los galos. El dominio territorial de los hombres de colorado obligaban a los de Deschamps a apostar por los contragolpes interpretados por Pavard, Mbappé y Griezmann.

Cuando el cronómetro de Andrés Cunha marcaba el cuarto de hora, la sociedad compuesta entre Hazard y Kevin De Bruyne generó la ocasión más clara para abrir el marcador, pero la definición del astro del Chelsea fue desviada. En contrapartida, un remate de media distancia de Matuidi sirvió para exponer la seguridad de Courtois.
 
A medida que avanzaba el espectáculo Hazard tomaba mayor protagonismo. Sus incisivos ataques despertaban suspiros en las tribunas, aunque la escena que hizo volar a Lloris llegó a través de un remate de Alderweireld. El arquero del Tottenham se lució con una maniobra extraordinaria que mantuvo la paridad. De todos modos, Bélgica jugaba y gustaba. Sólo le faltaba concretar su llegada a la red.

Los centros de Pavard y las asistencias de Mbappé no eran suficientes para que Olivier Giroud concrete. El delantero intentó de cabeza y de derecha, pero todas sus definiciones facilitaron la tarea de los defensores belgas. Las limitaciones del atacante eran compensadas con las proyecciones del destacado lateral del Stuttgart, ya que antes del descanso exigió a Courtois con un remate que merecía tener destino de gol. A pesar de la ausencia de tantos, Bélgica y Francia animaban un partidazo.

En el complemento Le Blau dio el golpe. Un tiro de esquina ejecutado por Griezmann encontró la cabeza de Umtiti y el 1 a 0 despertó la euforia francesa. Además, los lujos de Mbappé le aportaban una cuota de estética a la victoria que no paraban de sorprender.

Te puede interesar