Santiago Sáenz busca preservar la unidad de negocios que tiene en Salta

Empresas 11 de julio de 2018
La firma Santiago Sáenz atraviesa dificultades financieras pero está concentrada en recuperar su unidad de negocios local, donde fabrica productos para el cuidado del hogar, y apuesta a salir adelante sin pasar por un proceso de reducción de personal.
santiago saenz empresa

"El mensaje es que la compañía está intentando preservar las fuentes de trabajo y seguir en operaciones normalizando la empresa día a día", aseguró Ariel Sáenz, vicepresidente de la firma en diálogo con El Tribuno. 

Ayer, el diario Ámbito publicó que la marca de productos de cuidado personal Véritas estaba muy cerca de desaparecer como consecuencia de una "fuerte crisis" de la empresa salteña Santiago Sáenz, que compró la firma La Fármaco, controlante de esta marca, en 2016. 

Tras la publicación en el medio porteño, este diario se comunicó con Sáenz quien afirmó que "en Salta no hay puestos afectados".

 

"La Fármaco está en una transición de venta que no podemos comentar por el momento, esto afecta a todo lo que es la planta que está en Buenos Aires, donde trabajan unos 280 empleados que se dedican a la unidad productiva fabricante de productos de cuidado personal", explicó Sáenz y reafirmó: "Nos estamos desprendiendo de esa unidad de negocios para concentrarnos en nuestro fuerte que son las plantas de Salta, donde fabricamos productos de cuidado del hogar".

Actualmente la empresa Santiago Sáenz se encuentra en un proceso preventivo de acreedores en Salta, el cual se tramita en el Juzgado de Concursos, Quiebras y Sociedades de Primera Nominación a cargo del juez Pablo Muiños. "El trámite está evolucionando bien dentro de lo que es el concurso", indicó el vicepresidente de la compañía.

Admitió Sáenz que "hubo un achique de personal" pero aclaró que "no fue importante". "Tuvimos que desprendernos de algunos puestos eventuales o de trabajos tercerizados; pero intentamos reducir lo menos posible", dijo.

La crisis económica

"Esta situación responde a la coyuntura económica del sector del consumo masivo, que está en baja", indicó el empresario y agregó que "lo que más afectó a la compañía son las altas tasas de interés y la política monetaria que aplica el Gobierno nacional". 

"Esta ecuación a nosotros nos castigó muy fuertemente y tuvimos que pedir el concurso", lamentó.

Sáenz señaló que "la idea es seguir concentrando nuestra actividad en el área de cuidado del hogar", que es la que en Salta fabrica y distribuye productos de limpieza. 

"Actualmente en la planta de Salta trabajan unas 300 personas", manifestó el vicepresidente de la firma y anticipó que "no está en los planes de la empresa desvincular trabajadores, queremos seguir desarrollando nuestra actividad en la provincia". 

Consultado sobre el concurso preventivo, Sáenz insistió en que "nosotros no quisiéramos despedir ni un solo trabajador, pero las tasas de interés y la depresión que hay en el consumo masivo están complicando mucho la actividad". 

"Si uno va al supermercado nota que hoy están vacíos, lo mismo que los mayoristas, a la gente no le alcanza ya la plata", aseguró y consideró que "entonces hay retracción en todos los sectores y particularmente en el de consumo masivo, que viene ya desde hace dos años y medio bastante castigado". 

Finalmente, Sáenz aseveró: "La realidad es que la situación es difícil, pero queremos llevar tranquilidad y un mensaje positivo para nuestros trabajadores, dentro de la difícil situación por la que atraviesa la compañía".

Te puede interesar