El Grupo Gloria se va de Salta dejando una deuda de 200 millones de pesos

Sociedad 11 de julio de 2018
Así lo aseguró Mario Cuenca, intendente de El Bordo. Además aseguró que solamente pagaron la mitad de las indemnizaciones.
san isidro

“La compra está concretada”. Con esas palabras el intendente de Campo Santo, Mario Cuenca, confirmó la noticia tan largamente esperada por los cientos de trabajadores y ex trabajadores del ingenio San Isidro. “Este viernes vendrán los nuevos dueños a visitar la planta. Para nosotros es  una hermosa noticia saber que se recuperará la planta y los puestos de trabajo”, celebró Cuenca en diálogo con IN Salta.

En medio de festejos, Cuenca aseguró que sentirse “feliz de que se vayan”, por el Grupo Gloria, acusándolos de dejar una deuda de 200 millones de pesos y pagando únicamente la mitad de las indemnizaciones. “El Grupo Gloria siempre se manejó así. Nadie  se puede contactar  con ellos. Se fueron sin dar explicaciones, dejando este desastre y eso me hace acordar a los 90”, advirtió. “Venimos de una situación de conflicto con el Grupo Gloria desde el  2011”.

Sin embargo, aclaró que “es difícil que los 700 desvinculados recuperen el trabajo. Ahora su reinserción será nuestro trabajo, pero tenemos confianza de que en un futuro puedan ser reabsorbidos por los mismos tiempos que reclama la actividad”.

mario cuenca

Tiempo de cosecha

Mariano Cuenca, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro (SOEASI) destacó por su parte que la venta es el resultado de las acciones de lucha de los obreros por sus puestos laborales. El dirigente azucarero comentó que “esta es una victoria de la esperanza, de la lucha, del no bajar los brazos, en un momento aciago para los trabajadores de todo el país sometidos a despidos masivos, cierres de empresas e intentos de recortes de sus derechos laborales”.

Tras la venta del ingenio San Isidro a propietarios argentinos radicados en Tucumán, el siguiente paso será la reunión de éstos con el sindicato que representa a los trabajadores salteños para consensuar los aspectos operativos del reinicio del trabajo. “Esto es lo que queríamos: trabajar, esto es lo que necesitaba Salta; esto es lo que logramos los trabajadores con una combinación de paciencia y de firmeza, con el apoyo de quienes confiaron en nosotros y también en sus propias fuerzas convertidas en solidaridad activa que se manifestó en las calles, en las rutas, y en el conjunto de medidas con las que defendimos nuestro trabajo, a nuestras familias y por extensión a todos los salteños”, agregó Cuenca.

san isidro

Y finalizó recordando que “ahora hay que ser prácticos y veloces. La zafra no espera y es imprescindible comenzarla lo antes posible. El ingenio más antiguo del país está vivo. A muy corto plazo la tradicional misa de comienzo de la zafra tendrá lugar en Campo Santo, y desde ese momento la dignidad del trabajo habrá sido reivindicada”.

Te puede interesar