Su padrastro la ataba a la cama para violarla

Nacional 17 de julio de 2018
La menor confesó lo que le pasaba a su madre y a su maestra, pero ninguna se atevió a hacer la denuncia.
8 de marzo

Un jornalero de Sacháyoj, Santiago del Estero, fue detenido, acusado de convertir a su hijastra en esclava sexual y víctima de torturas indescriptibles.

El proceso es instruido por la fiscal Andrea Juárez y desembocó en un procedimiento, autorizado por la jueza de Control y Garantías, Cecilia Vittar.

La víctima hoy tiene 13 años. "Quiero contarte algo muy personal hermana", le habría relevado a la mayor, de 18 años.

En total, son 7 hermanos de tres padres diferentes, sin que ello implique una valoración adversa de nada.

Detalle nada casual

Sin embargo, las características del núcleo familiar no asoman al azar ante la Fiscalía.

De acuerdo con la víctima, desde los 7 años que su padrastro la manoseaba. Al poco tiempo, la habría atado a la cama y convertida en "blanco" de sus más oscuras y perversas inclinaciones sexuales.

La niña se lo habría confiado a la madre, quien más allá de llorar no hizo nada por liberarla de semejante calvario.

Luego, la pequeña buscó socorro en la escuela, pero sólo quedó en una charla, llanto, alumna-maestra.

Hermana protectora

Por tercera vez, la adolescente pidió "una mano" y su hermana no le dio la espalda.

Como otro adulto no formalizó la denuncia, la adolescente fue a la policía y lo hizo por su hermana abusada y activó todo el engranaje judicial.

La presentación la bastó a la Fiscalía para hacer su parte y en la primera medida, mandó tras las rejas al acusado.

En la extensa denuncia, la menor habría explicado que era común que su hermana permanezca encerrada, lejos de hermanitos y del mundo exterior.

Estaba penada de acercarse a ningún amigo, o bien el padrastro la castigaba a golpes, trato antagónico del que prodigaba a sus dos hijos de sangre.
  

Te puede interesar