Aberrante: chofer violaba a su hija con retraso madurativo y a una hermanita

Justicia 19 de julio de 2018
Se trata de César Ernesto Cejas de 46 años, quien trabaja en la empresa Alto Molino y a pesar de no haber reconocido nunca a su hija, su madre permitía el contacto. Las sometía a ambas bajo amenazas. Fue condenado a 8 años de prisión.
abusopadre

El fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Sergio Federico Obeid, requirió con el acuerdo de las partes, juicio abreviado para César Ernesto Cejas, acusado de los delitos de abuso sexual con acceso carnal continuado y privación ilegítima de la libertad en concurso real en perjuicio de su hija biológica y de una hermana de ésta.

Según pudo conocerse, la denuncia fue realizada por la madre de las víctimas, quien encontró un mensaje con contenido sexual en el celular de su hija de 21 años que padece retraso madurativo, ante lo cual comenzó a investigar y descubrió que Cejas abusaba de la hija en común y de otra hija suya menor de edad.

Cejas, se desempeña como chofer del  Corredor Alto Molino y es padre biológico de la joven de 21 años que padece retraso madurativo, a la que no reconoció pero con quien tenía un vínculo fluido, visitaba en su domicilio e invitaba a paseos. Esta situación fue aprovechada por el acusado para someter sexualmente a su propia hija y a una hermana menor de ésta, usando amenazas con ambas para que no revelaran su modus operandi.

chofer 5

Cuando fue increpado por la madre de las víctimas, Cejas negó todo y ante la decisión de la mujer de denunciarlo, le ofreció “arreglar de otra manera”.

El Tribunal de Juicio de la Sala IV de Juicio, luego de recibir la confesión del acusado y la aceptación de los hechos que se le imputan, lo condenó a la pena de 8 años de prisión efectiva y en el mismo fallo ordenó que se le extraiga material genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

Te puede interesar