"Las dos, con mi hija, estuvimos poseídas por un demonio"

Medios 02 de agosto de 2018
Lo expresó una mujer salteña. Fue asistida por sacerdotes y asegura haber superado ese difícil momento.
abuso

El video de una adolescente fuera de sí, hablando en un lenguaje extraño e invocando al demonio fue noticia nacional. La familia hoy trata de rehacer su vida y de llevarla de una forma normal, aunque lo que vivieron no podrán olvidarlo jamás.

El mes pasado familiares acudieron a la cuasi parroquia de Fátima llevando a una adolescente de 14 años que estaba totalmente descontrolada.

Tenía una fuerza increíble, hablaba en un lenguaje extraño e invocaba al demonio. Por eso el padre Gustavo Paredes la asistió con oraciones junto a otros miembros de la comunidad católica.

Luego, la adolescente fue llevada al hospital Del Carmen y más tarde derivada a un nosocomio de Salta.

Esa misma noche, su madre, una ama de casa de 38 años, también sufrió un episodio similar en el hospital metanense. Los videos que se viralizaron por las redes sociales causaron horror en esta ciudad del sur provincial y el caso llegó a ser noticia nacional.

En primera persona
"Es verdad que estábamos poseídas. Todavía no sabemos cómo pasó esto pero algo nos entró a mi hija y a mí. Gracias a Dios, al pastor Carlos y a la pastora Livis, de la iglesia Evangélica Manantial de Vida, estamos bien, porque nos ayudaron y nos libraron de ese mal", relató la mujer, que es madre de siete hijos, es oriunda de El Galpón y actualmente vive con su familia en el centro de San José de Metán.

"Lo que vivimos es terrible y mi marido tuvo que luchar y soportar todo esto. Vivió un calvario muy feo cuando estuvimos en el hospital", dijo a El Tribuno.

Los miembros de la familia comentaron también que en su casa pasaron cosas extrañas. Por ejemplo, un día los perros volaban por los aires, como si un hombre invisible los alzara y los arrojara con fuerza al piso, pero jamás vieron a nadie.

También dijeron que la adolescente, que es de estatura baja y delgada, tenía una fuerza sobrenatural y que golpeó y levantó a la actual pareja de su madre, quien vivió una verdadera odisea y se está recuperando del duro trance. 

"Yo lo que recuerdo es que en esos ataques hablaba lo mismo que mi hija en ese idioma extraño que nos dijeron que puede ser arameo, pero se interpretaron cosas muy raras. Sabemos que llamábamos al demonio, pero lo hacíamos de manera inconsciente. Ojalá nunca volvamos a pasar por eso", destacó.

La madre de la adolescente dijo que sentían muchos poderes y una gran fuerza. "En la panza yo sentía que tenía una criatura, pero no estaba embarazada y a mi hija le pasó lo mismo. Estábamos poseídas".

"Se dijo de todo de nuestra familia, pero quiero aclarar que nosotros no estamos con la magia negra, tampoco con curanderos ni ninguna cosa rara de esas. Todavía no nos explicamos cómo nos pasó esto porque nosotros creemos en Dios, somos católicos, personas buenas y nunca le hicimos mal a nadie", remarcó.

"Primero la tomó a mi nena y luego yo entregué mi cuerpo para salvarla y me entró a mí, porque yo soy capaz de dar mi vida por ella", indicó.

"Por suerte en la Iglesia Manantial de Vida nos abrieron las puertas, encontramos la paz, nos ayudaron muchísimo, porque oraron entre todo el grupo para salvarnos de esto. Se que hay otra gente que tiene este problema, y yo les digo que no se oculten, que no tengan miedo y pidan ayuda. Con mi familia, gracias al pastor y a la pastora, ahora estamos bien", concluyó la ama de casa.

Lo cierto es que el caso causó horror y conmoción en Metán y en el país, por la viralización de escalofriantes videos de una chica de 14 años y de su madre, supuestamente poseídas por el demonio.

La Iglesia pidió prudencia y oración
“Con respecto a nuestra Iglesia podemos decir que antes de que lleven a la chica a un pastor evangélico, unas personas llegaron una tarde, justo antes de una de las misas, frente a nuestra capilla de Fátima, llevando a una jovencita en la caja de una camioneta, pidiendo atención espiritual. Fuimos con un grupo al frente de la capilla y oramos por ella”, relató el padre Gustavo Paredes hace unos días.

“Aclaro que no fue una oración de exorcismo, a esa clase de oración solamente la realizan sacerdotes autorizados por el obispo luego de discernir y decidir, porque hay casos psiquiátricos o estados de la persona que tienen conductas similares a una posesión diabólica. Por eso pedimos la prudencia necesaria. Como sacerdotes y comunidad parroquial asistimos con oración que se denomina de liberación del mal y rezamos el rosario como intercesión por su bien. Entiendo que estaba internada en un hospital. El padre Mario (Maita) y yo decidimos hablar a Salta desde donde nos dijeron que vendría un sacerdote para su atención en caso que requiera un exorcismo. Para ello ya se tiene mucha información del caso, como las posibles causas, lo cual es esencial como parte de proceso”, agregó el presbítero.

“Oramos en todas las misas y lo concreto era tener esta presencia para ayudar a la joven, a su madre y familia”, destacó el sacerdote en ese momento.

Fuente: El Tribuno.

Te puede interesar