Media sanción para una ley que intenta frenar la violencia de género

Legislativa 21/08/2015
Los senadores dieron anoche un firme paso legislativo para generar acciones destinadas a tratar de erradicar el problema histórico y cultural de violencia en contra de la mujer.

"Violencia contra las mujeres" es toda conducta basada en una relación desigual de poder, que afecte vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial.

Los bloques políticos que integran la Cámara alta, de manera unánime, dieron media sanción a la ley que regulará un esquema de protección contra la violencia de género, noción con la que generalmente se denomina a la violencia contra la mujer.

El proyecto, que ahora pasó a la Cámara de Diputados, además, dispone que el Estado Provincial reconocerá que las distintas manifestaciones constituirán una violación a los derechos humanos.

El objetivo de la ley es establecer principios, garantías y el procedimiento judicial para la aplicación de la ley nacional 26.485, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y de la ley provincial 7.403 de protección de víctimas de violencia familiar.

La nueva ley se sumará a la creación de los cinco Juzgados de Violencia de Género y al Observatorio de Violencia contra las Mujeres.

No obstante, los senadores puntualizaron la importancia de acompañar la legislación con la asignación de recursos necesarios para espacios físicos necesarios y, fundamentalmente, para capacitación y concientización.

"Se debe realizar un trabajo conjunto, en todos los niveles de la sociedad, para cambiar la conducta machista y patriarcal que persiste en nuestra sociedad", sostuvo el senador del PRS, Enrique Gramaglia.

¿De qué se trata?

La ley entiende por violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en ámbito público como en privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal.

También están comprendidas las conductas perpetradas desde el Estado o por sus agentes.

La ley considera violencia indirecta a conducta, acción, omisión, disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al varón.

La violencia de género incluye entre sus modalidades: violencia doméstica, laboral, institucional, financiera, obstétrica, y contra la libertad reproductiva.

La ley determina las normas procesales que se aplicarán para casos de violencia, sean directos o indirectos.

Además, garantiza el acceso a la justicia a través del derecho de toda mujer a la gratuidad de las actuaciones judiciales y del patrocinio jurídico. Se aseguró que habrá rapidez para afrontar una situación y que los funcionarios tendrán la obligación de denunciar.

Fuente: Diario El Tribuno

Te puede interesar