Piden ayuda para un profesor que podría perder sus piernas por una enfermedad

Solidaridad 07 de agosto de 2018
Se trata de un docente de educación Física de Embarcación, que sufre una enfermedad degenerativa. Se llama Pioderma Gangrenoso y está ubicado en un principio a la altura de los tobillos, provocando heridas que no se regeneran, por lo que le hicieron numerosos injertos.
profesor

El profe de educación física Carlos Rodríguez, oriundo de Embarcación, comenzó a vivir una pesadilla hace dos años, cuando comenzó a tener problemas para caminar y posteriormente sufrió graves hinchazones en sus pies que le impedían utilizar sus piernas. Comenzó con diversos estudios, pero hasta el momento se desconoce el origen de su enfermedad.

“Es una enfermedad auto inmune, que los médicos están tratando de ver donde se origina. Es una enfermedad secundaria que está producido por algo que aún no  fue descubierto. Me hicieron muchos estudios pero no pueden encontrar el origen. Ahora me afecta a los pies, se me hinchan, se producen heridas y la piel no se regenera”, contó Rodríguez en InformateSalta.

El docente contó que, si bien su obra social le cubre los tratamientos, viajó a Buenos Aires para hacerse estudios más específicos y tratar de descubrir el origen de sus padecimientos.  “Ahí tuve que pagar todo, mini cirugías, biopsias, y eso lo pagué todo con un préstamo. No pude continuar con los tratamientos por cuestiones económicas. Cuando volvía a Salta caí en malas manos, me hicieron mala praxis y todo lo que me había recuperado volví a cero”.

El profesor contó que posteriormente fue internado en el IMAC. “Me están sacando piel del muslo para hacerme injertos. Me muevo en silla de ruedas. Estoy con carpeta médica hace más de un año. Por suerte, gracias a gestiones de Patricia Argañaráz, no me hicieron el recorte en el sueldo”.

Rodríguez  tiene dos hijos adultos de su primer matrimonio, y con su matrimonio actual tiene uno de cuatro años, tres años y un año y medio, que actualmente viven con su suegra.

La situación económica del profesor se volvió muy complicada por su enfermedad, por lo que sus compañeros y amigos, entre ellos el periodista Ariel Costilla, iniciaron una campaña para juntar fondos y ayudarlos. Quienes puedan colaborar, está habilitada la cuenta corriente de la esposa del profesor, Silvana de los Ángeles Aparicio, donde pueden hacer sus aportes. CBU 2850139640094121907458

 

Te puede interesar