Cuadernos de las coimas: el ex directivo de Techint Zabaleta declaró como arrepentido y será liberado

Nacional 07 de agosto de 2018
El ex colaborador de los dueños de la compañía ofreció aportar información y brindó a la justicia nombres de otras personas comprometidas.
techint ok

Héctor Zabaleta, el ex ejecutivo de Techint detenido por el escándalo de los cuadernos, se convirtió en una nuevo arrepentido en la causa, brindó nombres de otras personas comprometidas y el juez Claudio Bonadio ordenó su liberación, indicaron fuentes judiciales a Infobae.

Las fuentes revelaron que Zabaleta negoció con el fiscal Carlos Stornelli las condiciones para convertirse en imputado colaborador, el mismo camino elegido hasta ahora por los acusados Angelo Calcaterra, Javier Sánchez Caballero y Juan de Goycochea. Luego, Bonadio homologó el acuerdo.

Zabaleta fue detenido el lunes por la tarde luego de que Infobae revelara durante el fin de semana que en los registros del chofer Oscar Centeno hay nueve operaciones con traslados de "bolsos" y "paquetes con dinero" que involucran al holding siderúrgico de Paolo Rocca.

 

Para muchos ejecutivos la figura del arrepentido se transformó en un salvoconducto que les podría permitir evitar la cárcel o al menos esperar el juicio oral en libertad. Es que la ley permite una reducción de pena importante para quienes aporten información verídica sobre el hecho que se investiga. 

Durante todo 2008, de acuerdo con uno de sus cuadernos, el chofer llevó a Baratta nueve veces -desde abril hasta diciembre- hasta el edificio del Grupo Techint en la calle Della Paolera para retirar "un bolso", "un paquete", primero sin detalles de sus contenidos, luego Centeno hablaría de "dividendos", de los "dividendos del mes", de "paquetes con dinero". No hablaba de cantidades todavía, no arriesgaba números de varios ceros en dólares, mientras llevaba al "Licenciado" o "el Lic.", su forma de referirse a Baratta en las anotaciones.

Esos bolsos, esos paquetes, terminaban casi siempre -según el relato de Centeno- en un solo lugar: Uruguay 1306, el edificio donde está el departamento de Recoleta que compartían Néstor y Cristina Kirchner. Según el relato del chofer, Baratta mismo se encargaba de entregarlos en mano y quien los recibía era el ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, muerto en 2016.

Te puede interesar