Coimas: Detuvieron a dos empresarios más y buscan a dos exfuncionarios “K”

Nacional El sábado
Se trata de Juan Carlos Lascurain y Raúl Vertúa, dos empresarios contratistas del Estado durante el gobierno kirchnerista. La justicia busca dar con Claudio Uberti y José María Olazagasti, exfuncionarios cercanos al exministro De Vido.
cuadernos coimas

Por orden del juez federal Claudio Bonadio, fueron detenidos el viernes el extitular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain y el dueño de Servicios Vertúa, Raúl Vertúa en medio de cuatro operativos simultáneos que buscan arrestar además al exdirector ejecutivo del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi), Claudio Uberti, y a José María Olazagasti, exmano derecha de De Vido.

Según señala el sitio Infobae, Lascurain se presentó el jueves a la mañana en Comodoro Py para ser indagado a raíz de la aparición de los cuadernos de Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta. El empresario, a quien apodan el "Vasco", tuvo que responder sobre su posible vinculación con los principales actores de la causa de los cuadernos de las coimas K.

La situación de Uberti y Olazagasti, en cambio, se habría complicado a partir de la declaración de Luis Betnaza, director de Techint. Al declarar este viernes a la mañana ante Bonadio, Betnaza señaló a tres ex funcionarios del Ministerio de Planificación Federal como las personas que le pidieron dinero para que el gobierno argentino intercediera ante Hugo Chávez por la delicada situación del personal de las empresas que el grupo tenía en Venezuela. Uberti, conocido como el embajador paralelo de la Argentina en Venezuela, y Olazagasti fueron dos de ellos.

cuadernos coimas

Las declaraciones del expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), el "arrepentido" Carlos Wagner, y del director institucional del Grupo Techint, el imputado Luis Betnaza, fueron clave para que el magistrado ordenara detener a los dos exfuncionarios de De Vido, según recalcó el sitio Todo Noticias.

Betnaza declaró el viernes que el holding de Paolo Rocca pagó un millón de dólares a exfuncionarios del gobierno de Cristina Kirchner para que intercediera ante el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, por la expropiación en ese país de Sidor.

Wagner, por su parte, confesó que los empresarios aceptaron el plan de Néstor y Cristina Kirchner para cartelizar la obra pública entre 2003 y 2015 a cambio de entregar retornos a Roberto Baratta y José López para que el kirchnerismo pudiera financiar sus campañas.

Te puede interesar