César Molina: “Si hay coimas, que denuncien para que todo sea más transparente”

Sociedad 15 de agosto de 2018
Así lo manifestó el secretario general de la Agremiación de Empleados Municipales de Salta (ADEMUS), tras la resolución del conflicto en el sector de Tránsito por las supuestas declaraciones del subsecretario del organismo, Juan Carlos Garrido, quien habría tildado de mafiosos a sus empleados.
cesar

Ayer se llevó a cabo una reunión entre el jefe de Gabinete, Luis María García Salado, representantes de la Asociación de Empleados Municipales de Salta (Ademus) y el subsecretario de Tránsito, Juan Carlos Garrido, para destrabar el conflicto que se había generado por la denuncia de supuestas coimas para el otorgamiento de licencias de conducir.

“Nosotros queríamos que se aclaren las denuncias de las mafias. El señor Garrido Pidió disculpas y aclaró que nunca dijo eso, que la prensa malinterpretó sus dichos”, señaló César Molina, secretario general de ADEMUS, en InformateSalta.

El lunes se concretó una asamblea en las oficinas de Tránsito Municipal por las constantes denuncias que se registran contra los inspectores de tránsito. Las acusaciones contra los inspectores se profundizaron tras una auditoría donde se detectó entre 30 y 40 irregularidades que fueron objeto de denuncia penal.

video-empleados-transito-estan-asamblea-no-hay-atencion-calle-santa-fe-109869-113032

“La denuncia penal se hizo luego de la auditoría, pero no se señala a ninguna persona en particular, por eso nos pareció raro que salgan a decir que tránsito es una mafia organizada. Los inspectores de la calle dejaron mal parados a todos. Nosotros siempre decimos a la gente que si hay coimas, que hagan la denuncia, para que todo sea más transparente”, expresó.

Molina también se refirió al conflicto con las suspensiones a trabajadores, que afecta a más de 30 trabajadores. “Se va a analizar cada sumario para determinar si le corresponde o no la suspensión. Yo siempre digo que se tiene que saber la verdad. Si cometieron algún error, que sean suspendidos, pero había un atropello porque se hacían suspensiones por 30 días a compañeros que habían ido al baño, y lo acusan de abandono de servicio o por tener una falta injustificada. Hay un reglamento, primero se hace una llamada de atención y la última instancia es la suspensión, acá se suspendían automáticamente con 20 o 30 días”, expresó.

Te puede interesar