"Vos estás casada, pero cuando vengás acá vas a estar soltera y no sé qué te puede pasar conmigo"

Nacional 21 de agosto de 2018
El mensaje fue enviado a una periodista deportiva por el acosador Diego Fleitas, al que varias colegas escracharon por los mensajes que les mandaba; mirá
abuso

El caso del periodista acosador sigue siendo noticia, y en las últimas horas trascendió que uno de los mensajes que envió a una colega suya decía "vos estás casada, pero cuando vengás acá vas a estar soltera y no sé qué te puede pasar conmigo".

Deborah María Puebla es de Mendoza, trabaja en esa provincia y quiso ir por el camino más difícil en un ambiente machista y misógino: eligió el periodismo deportivo. Mamá de Valentino, felizmente en pareja, fue violentada por un colega con el que sólo buscaba intercambiar información y contactos, como cualquier trabajador de la información. Sólo que por ser mujer, uno se arrogó el derecho de que la relación profesional pasara a ser sexual.

En marzo de este año me contacto con un periodista de Buenos Aires para ampliar mis fuentes, intercambiar información y teléfonos. Esta persona empezó a mandarme mensajes por privado. Sabe que estoy en pareja pero me dice ‘cuando vengas acá vas a estar soltera y no sé qué te puede pasar conmigo’. Me paralicé. No lo podía creer”, denunció en C5N.

El periodista se llama Diego Fleitas, trabajaba en “La pelota al 10” y tenía ese nefasto modus operandi con varias mujeres que lo contactaban. Así lo develó minutouno.com con información publicada en “@PeriodistasUni3” una cuenta de Twitter administrada por un colectivo de comunicadoras especializadas en deporte creada en los últimos días.

Desde entonces fueron acompañadas por referentes del feminismo y la igualdad de género. La periodista Viviana Vila, la primera mujer que comentó un Mundial en la historia, las mencionó. Jugadores de Huracán posaron con fotos con la cuenta. La actriz Maite Lanata, quien brilla interpretando a un chico trans en “100 días para Enamorarse”, pidió que las siguieran.

“Me pasó el teléfono y me insistía para que le pase el mío para contactarnos por WhatsApp. Se ponía muy violento. Cuando le decía que se estaba desubicando me agredía. ‘No sabés quién soy yo’, decía”, siguió Deborah contando su calvario. “Desde que pasa hasta que una se anima a hablarlo pasa mucho tiempo”, explicó.

El acoso sexual en el periodismo deportivo tuvo un caso resonante en 2016. Maximiliano Fourcade, el famoso del “googleame”, fue despedido luego de que trascendieran mensajes en los que le faltaba el respeto a mujeres que no querían tener una cita con él. Desde entonces, septiembre de ese año, que no trabaja más en medios masivos de comunicación.

Pueblo, concluyó contando que le “llegó un audio de él dando una explicación de por qué lo hacía. Dijo que con algunas chicas le funcionó. Decía que le estábamos ensuciando la carrera y que él solamente era un hombre que coqueteaba con una mujer”.

El ciberacoso, o grooming, ya tiene jurisprudencia en la Justicia argentina. En el último de los procesos, se condenó por acosar y difundir imágenes pornográficas de dos adolescentes de trece años a un estudiante de arquitectura. La pena que recibió es de tres años de cumplimiento efectivo.

Te puede interesar