Sigue la polémica por acceder a sacar el crucifijo durante un acto del periodista Verbitsky

Legislativa 10 de septiembre de 2018
A pedido del periodista y ex montonero, Horacio Verbistsky, el símbolo religioso se retiró de la Legislatura durante la presentación de un libro. Luego se volvió a colocar en el mismo lugar donde estaba, pero hubo críticas.
legislatura sin crucifijo

La polémica tiene más que ver con ceder al pedido de este periodista, que al hecho en si mismo de si corresponde o no estar ahí.

Todo comenzó cuando la cruz que habitualmente se encuentra en la Legislatura, no estuvo en el recinto durante la presentación del libro de Horacio Vertbisky, que se realizó el miércoles a la tarde.

Un sacerdote difundió que el periodista había “pedido” retirar el símbolo religioso y que el presidente del cuerpo, Santiago Godoy, lo había autorizado, pero desde la Legislatura desestimaron esa versión.

Godoy explicó a El Tribuno que la institución no organizó la actividad sino que prestó el espacio a pedido de la cooperativa de periodistas Coyuyo, que invitaba a Vertbisky, como suele hacerlo para diferentes eventos culturales.

Godoy también explicó que no es la primera vez que el crucifijo se retira momentáneamente del recinto. “Uno de los organizadores lo sugirió a la gente de ceremonial. La gente de servicios de la Cámara accedió. Terminó la conferencia y se lo volvió a colocar”, detalló legislador.

“La otra vez vino una diputada de Canadá y pidió que lo saquemos. También pasó lo mismo cuando habló una persona que era atea o cuando se hizo la COPA (Conferencia Parlamentaria de las Américas). Entendemos que no es irracional, y cuando termina la actividad se vuelve a colocar. La Cámara no es un lugar sagrado, es un lugar secular”, describió Godoy

Godoy además aclaró que no recibió a Vertbisky ni habló con él, con lo cual echó por tierra la versión de que el periodista le habría pedido sacar el símbolo católico.
 
El presidente de la Cámara descartó además que haya una iniciativa para retirar definitivamente la cruz de la sala. “No puedo sacar nada sin que la Cámara lo disponga. Sería una falta de respeto. El recinto es un lugar donde hay diputados que son católicos y otros que no. Yo les debo respeto absoluto a todos. Así nos manejamos siempre. Hay diputados que juran por los evangelios, otros que hacen sacar la cruz cuando juran o juran solo por la Constitución. No hay ninguna propuesta de ese tema, en absoluto”, afirmó.

Pese a que el crucifijo de la Legislatura volvió tras la presentación al lugar en donde estaba, ayer circuló un mensaje anónimo por las redes sociales para convocar a un “cacerolazo” frente al edificio de la calle Mitre.

Te puede interesar