Francisca Villa, una maestra comprometida reconocida por su trayectoria

Educación 11 de septiembre de 2018 Por
Hace 24 años se dedica a la formación de niños y adolescentes en la escuela albergue Nº 8134 “San Agustín” Divisadero, Cafayate, abocada a la educación moral y espiritual, más allá de lo pedagógico. Soñó con ser docente desde niña y hoy celebra su día.
maestra

Cuando era chica jugaba a la maestra con los niños de su pueblo, creaba cuadernos con los votos que dejaban los políticos, dictaba clases imaginarias, creando un sueño que hace 24 años hizo realidad. María Francisca Villa es una reconocida maestra, muy querida por los cafayateños y destacada por su pasión y entrega.

Ayer recibió un importante reconocimiento del Ministerio de Educación por sus años de trayectoria como docente, por su entusiasmo, creatividad y disposición en el desempeño de las actividades. Una maestra que supo atravesar múltiples dificultades sin perder la firmeza en su vocación.

“Cuando llegué por primera vez a la escuela sólo eran tres aulas y un baño, y se estaba construyendo el albergue. A medida que fue creciendo la matrícula, no alcanzaban las aulas y yo llegué a enseñar debajo de las talas, éramos un aula andante”, recuerda Francisca.

Los maestros forman parte de la historia y del presente de cada uno de nosotros, sus enseñanzas nos atraviesan desde la infancia y a muchos de ellos los recordamos con cariño. Y es que enseñar es siempre un acto de amor, de entrega y de pasión.

escuela 8134 - san agustin

 “Mi trabajo diario empieza a la mañana desde las 09:00 con áreas pedagógicas, a la tarde dicto talleres, y de 16 a 17 tenemos una hora de estudio donde los chicos terminan sus tareas y ayudamos a reforzar los contenidos”, contó la maestra a InformateSalta.

Pese a que con los años la escuela albergue “San Agustín” creció muchos, pasando de una matrícula de 54 alumnos a 300, aún tienen muchas necesidades, sobre todos frente al avance tecnológico ya que no cuentan con computadoras actualizadas para que los estudien, pese a que la orientación educativa es Turismo. Está ubicada a los pies del cerro, a 8 kilómetros de Cafayate.

Estoy muy emocionada y feliz por el reconocimiento de la Provincia, es una mención muy especial. El maestro es la persona que se dedica a educar moral y espiritualmente al niño, más allá de lo pedagógico. Lo primero que tiene que tener el docente es las ganas de enseñar, tener la vocación para enfrentar las aulas y que el niño pueda aprender”, expresó Francisca en InformateSalta.

Te puede interesar