Con fe y cansancio, peregrinos se encontraron con el Señor y la Virgen del Milagro

El Milagro en Salta 12 de septiembre de 2018
Entregaron todo el sacrificio en pos de un año con trabajo y con salud. Emocionados hasta las lágrimas manifestaron que peregrinar les ha cambiado la vida totalmente. “Es una experiencia hermosa y única, nos llena de todas las emociones” manifestaron.
peregrinos santa maría 2018

Tal como anunció la Catedral Basílica, las peregrinaciones empezaron a llegar a partir de las 10.30. Los primeros fueron los 450 peregrinos de Molinos que llegaron pidiendo por trabajo y paz. “Me trajo la fe y para agradecer al Señor y la Virgen del Milagro. Son cuatro días de caminata, fue bastante duro y cansador pero principalmente de oración. La gente nos brinda muchas cosas y nos ayuda como todos los años”  indicó Cristian a InformateSalta.

 


 

La comunidad de Santa María de Catamarca también hizo su ingreso por el atrio hacia el encuentro con los Santos Patronos. “Desde que empecé a peregrinar mi vida ha cambiado totalmente. Soy uno de los primeros que sigue viniendo hace 8 años, vengo a agradecer. Todo surgió porque otro chico quería venir solo por una promesa de salud, de ahí decidimos acompañarlo y no paramos más” agregó uno de los gauchos del Fortín ´Peregrinos del Milagro´”.

 


 

En bicicletas, también hicieron su arribo los peregrinos de Molinos. Un grupo de 16 hombres y 2 mujeres se aventuraron a elevar su oración a través del pedaleo constante. “Nos moviliza la fe de llegar a la casa del Señor. Es algo muy lindo, muy emocionante y venimos a pedir por salud, familia y más que nada por el país. Para mí es la primera vez” indicó una de las primeras peregrinas que se anima a realizar el recorrido en bici desde los Valles Calchaquíes.

La jornada cerró con el ingreso de la Agrupación Cerrito de Santa María de Catamarca. 22 peregrinos a caballo realizaron más de 200 km para llegar cumplir sus promesas al Señor y la Virgen del Milagro. “Hace tres años que venimos con mi marido. Viene gente de Amaicha, de Tucumán, hay un niño de 15 años” indicó una de las mujeres presentes.

 


 

La lágrimas en el este tiempo de Milagro es el factor común entre quienes caminan y quienes se acercan a verlos. “Tuvimos promesa el año pasado. Estoy emocionado, queremos cumplir y pedir con nuestra familia. Pedimos por nuestros amigos, mi viejo, pedir a Dios por todos” sostuvo emocionado uno de los integrantes de la Fortín de Fuerte Quemado.

“Venimos peregrinando con mucha fe” coincidieron todos.

Te puede interesar